Sabadell 3 – Real Madrid Castilla 2 || Rozando la épica

Primera derrota del Castilla de José Manuel Díaz, en lo que sin embargo fue un partido muy serio del filial madridista, al que diez pésimos minutos y algún error puntual le costaron volver con los bolsillos vacíos de la Nova Creu Alta. Derrota que, sin embargo, confirma las buenas sensaciones del último mes, evidenciando la mejoría de un equipo que ahora parece ser capaz de ganarle a cualquiera.

Díaz alineó el que ya es una de las variaciones de su XI habitual (Pacheco en portería; Noblejas, Llorente, Cabrera y Quini en defensa. Omar y José Rodríguez en el centro del campo, Borja de enganche, Lucas y Jaime en las bandas y Raúl de Tomás en punta). Volvía a repetir Burgui en el banquillo, al que también volvía, pero esta vez desde la grada, Antonio Rozzi. Destacaba la ausencia de Derik, que cumplía ciclo de amarillas.

DSC_8567

El Castilla, que jugaba de naranja, salió lanzado a por la sexta victoria consecutiva. En el minuto 1, Raúl de Tomás, con un gran control, estaba a punto de inaugurar el marcador. No tuvo suerte el delantero del filial, que sí se mostró muy motivado durante todo el encuentro. Poco después volvía a tener una oportunidad que cortó el árbitro al señalar un fuera de juego que no era. Y seguidamente, llegaba el gol del Sabadell: Aníbal Zurdo -quién si no- en prácticamente la primera llegada de los locales, ponía el 1-0 en el marcador.

Noqueado por el primer gol, siguieron diez minutos en los que el Sabadell se hizo completamente con el control del partido. El filial, que bajo el mando de Díaz se había mostrado defensivamente muy seguro y expeditivo, hacía aguas en cada llegada de los arlequinados. Y así llegó el segundo gol, en el que Llorente, en un fallo atípico en él, no despeja con contundencia y Collantes hace el segundo. Corría el minuto 11.

Con 2-0 en el marcador, ochenta minutos por delante y el equipo local absolutamente lanzado, muchos equipos habrían tirado la toalla. Probablemente lo habría hecho el Castilla sin actitud de comienzos de temporada, pero no lo hizo éste, que recompuso sus líneas y espabiló para intentar recortar distancias en el marcador. Y cinco minutos más tarde, los aficionados recibiríamos un regalo de Reyes adelantado con nada más y nada menos que un gol a la salida de un corner, que partía de la cabeza de Diego Llorente. El polivalente defensa castillista enmendaba su error anterior y daba alas a un equipo que se lanzaba a conseguir el empate.

Dispuso de varios minutos pletóricos el Castilla, pero el Sabadell mostró en todo momento unas ideas muy claras y mucha solidez; poco a poco el filial, que dispuso de varias ocasiones para el empate -la más clara, un precioso centro envenenado de Quini que provocó la intervención de Nauzet- se fue desinflando. Al descanso se llegó prácticamente pidiendo la hora, y con los locales mereciendo el tercero.
Lo conseguirían diez minutos después de volver del descanso, con un lanzamiento de falta al borde del área que toca José Rodríguez, despistando a Pacheco. Un nuevo varapalo para los de Díaz, que sin merecerlo se veían dos goles abajo en el marcador.

[pullquote]Omar, de nuevo, tuvo que sostener solo el centro del campo del Castilla. El talento de José Rodríguez se ve perjudicado por su asombrosa irregularidad.[/pullquote]

El Castilla, sin embargo, aguantó bien el envite. Gran parte de la culpa la tuvo Díaz, que oxigenó al equipo cambiando a Jaime por Burgui en el minuto 14, y a Rubén Sobrino por José Rodríguez. No había hecho un mal partido el ex del Udinese, al que jamás se podrá reprochar que no se deje el alma en cada partido, pero Burgui es un futbolista que aporta muchas posibilidades en ataque; sin duda merecería un puesto en la partida en lugar del desdibujado Borja García. En cuanto a José Rodríguez, firmó otro partido intrascendente después de haber jugado bastante bien con el primer equipo en Doha: su calidad, de momento, no se ve compensada con regularidad. Su cambio por Sobrino -un futbolista que podría aprovechar su velocidad para ser un buen revulsivo- aportó frescura en ataque al equipo.

DSC_8768

El tercer cambio devolvió a los terrenos de juego a Antonio Rozzi por un Raúl de Tomás que, sin estar tan acertado como en los últimos partidos, se desfondó intentándolo. Una segunda amarilla dejaba al Sabadell con 10, y poco después Aníbal marcaba gol en propia alimentando las esperanzas de remontada del filial. Durante los últimos diez minutos no dejó de intentarlo el Castilla, aunque con más ímpetu que acierto; el Sabadell, aun con 10, mostró mucho orden y desbarató una y otra vez las internadas de los de Díaz.

[pullquote]Pacheco rozó de nuevo el sobresaliente, siempre seguro, sin poder hacer nada en los goles y con dos paradones de mucho mérito.[/pullquote]

Resultado muy injusto a tenor de lo visto en el terreno de juego, donde el Castilla no fue inferior salvo en momentos muy puntuales. La actitud mostrada por los chicos ha sido absolutamente inmejorable, rozando la épica en el tramo final y demostrando que, a pesar de la derrota, este equipo ha dado un rotundo paso adelante. Aunque volvemos a ser colistas, ahora vienen dos partidos seguidos en casa que dan motivos para soñar.

Imágenes: Beatriz Cobos (archivo)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Real Madrid Castilla y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s