Los héroes del Castilla

Con la salida de Álex Fernández y Denis Cheryshev en los últimos días de mercado -destino Espanyol y Sevilla respectivamente-, terminaba de disgregarse casi en su totalidad ese magnífico grupo de jugadores que empezaron a maravillar en 2010,  consiguiendo llevar al Real Madrid Castilla a unas altísimas cotas de buen juego. Esos jugadores que colocaron al filial en el escaparate mediático, después de unos años grises subsistiendo sin pena ni gloria. Un grupo forjado tras un importante cambio generacional en las filas del equipo, y donde la experiencia de futbolistas casi maduros se conjugaba perfectamente con el talento bruto de los recién ascendidos del juvenil. Un grupo que no consiguió el objetivo del ascenso, pero que a la temporada siguiente, con algunas bajas y algunos refuerzos, sí consiguió devolver al fin al Real Madrid Castilla a la categoría de plata.

realmadridcastilladepor

Tan solo un par de años después, la práctica totalidad de ellos –la excepción más importante es Casado, el actual capitán– ha abandonado el equipo; la mayoría con rumbo a un club de Primera, y unos pocos elegidos para formar parte de la primera plantilla del Real Madrid. Hablamos de todos ellos y de dónde están ahora. Inolvidables para cualquiera que disfrutara del buen juego de esa generación ya irrepetible. Los eternos héroes del Castilla.

Temporada 2010/2011

Fran Rico. Mediocentro. El capitán en ese año, recogiendo el brazalete de Pedro Mosquera. Después de la grave lesión que le tuvo un año en el dique seco, Fran firmó una temporada espectacular como brújula del equipo, formando pareja en el centro del campo con Álex Fernández, entonces recién subido del Juvenil A. Marcó cinco goles y fue una de las piedras angulares del filial, reivindicándose como un jugador perfectamente válido para Primera.

El Madrid le fichó del Pontevedra maravillado por su talento, y puede que, sin esa lesión, hubiera podido pelear un puesto en el primer equipo. En cualquier caso, cuando acabó la temporada se esperaba de él que diera el lógico salto a un equipo de Primera, y fue el recién ascendido Granada quien se acabó llevando el gato al agua. Lamentablemente, otra lesión le ha tenido año y medio apartado de los terrenos de juego. En estos momentos, Fran apenas acaba de salir de su calvario, empezando a acumular de nuevo minutos y llenando de esperanza a los que algún día esperamos ver al capitán del Castilla hacer algo grande en la categoría que le corresponde.

Fran_Rico_recupera_tiempo_jugara

Pablo Sarabia. Extremo izquierdo/mediapunta. Revelación de la temporada 2010/2011, donde se convirtió quizá en el jugador más importante del equipo. Sol y sombra de la cantera blanca, derroche de talento y una progresión brutal que se vio cortada en seco por un precipitado traspaso -Ginés Carvajal es su representante, y no hay que decir nada más- a un Getafe donde nunca ha tenido la confianza de su entrenador ni ha disputado de minutos suficientes para seguir formándose -a pesar de haber jugado, y muy bien, con todas las categorías inferiores de la Selección-.

Sarabia era una de las muchas razones por las que merecía la pena ver al Castilla de la 10/11. Pocas veces fue testigo el Di Stéfano de tal despliegue de talento, de su capacidad para dirigir la transición ofensiva, de su velocidad por la banda, sus asistencias de auténtico genio y su dúo realmente letal con Álvaro Morata. Pablo Sarabia quizá fue el jugador en el que más esperanzas se tenían depositadas, después de un buen debut en Champions en el Bernabéu donde cosechó una ovación. Acabó convertido en lo que pudo ser y no fue, para desgracia de los que nos enamoramos de este jugador cuando era el menudo extremo que empezaba a encarar sus primeros rivales en Valdebebas.

1310370956_extras_mosaico_noticia_1_g_0

Juan Carlos Pérez. Extremo izquierdo. También conocido como el Galgo de Boadilla, y cualquiera que le haya visto jugar sabrá por qué. Con su forma de jugar, incisiva y descarada, se ganó a un estadio donde fue dueño y señor del carril zurdo en la primera temporada de Toril. Formaba un dúo temible con su homólogo en la otra banda, Juanfran; caprichos del destino, el Betis ha vuelto a juntarles.

Juan Carlos abandonó el equipo a final de ese año, tentado por la oferta del Real Zaragoza, aunque su ficha correspondía al Sporting de Braga. En el Zaragoza apenas dispuso de minutos, pese a firmar buenas actuaciones como su apoteósico doblete frente al Betis. Sería el Betis el equipo en el que acabaría recalando al año después, y en el que esperamos que este año consiga hacerse con la titularidad.

1370596371_extras_noticia_foton_7_1

Juanan González. Defensa central. Corpulento y rocoso defensa que nunca fue uno de los preferidos de la grada y de los aficionados, pero cuya marcha dejó al equipo sujeto a un eterno baile de parejas para su compañero Nacho, sin que ninguno lograra convencer como lo hizo este jugador contundente, titular indiscutible de la zaga castillista.

Por edad, Juanan abandonó el equipo para fichar por el Fortuna de Düsseldorf, club con el que consiguió esa temporada el ascenso a la Bundesliga. Esta temporada ha fichado por el Újpest FC.

Estos fueron los jugadores titulares que abandonaron el Castilla en el verano de 2011, componentes del mítico XI que cualquier aficionado del filial puede recitar de memoria: Jesús Fernández, Jorge Casado, Nacho, Juanan, Carvajal, Álex Fernández, Fran Rico, Juanfran, Juan Carlos, Pablo Sarabia y Álvaro Morata.

Temporada 2011/2012

En la temporada siguiente, el Castilla volvió a intentar, esta vez exitosamente, el asalto a Segunda, otorgando protagonismo a los jugadores que habían sido suplentes el año anterior e incorporando alguno de los mejores talentos del Juvenil A. Tras el ascenso y como el año anterior, varios jugadores importantes abandonarían el equipo:

Dani Carvajal. Lateral derecho. En su día la marcha más dolorosa, aunque hoy sabemos que fue, como sus carreras por la banda, de ida y vuelta. Carvajal se marchó el verano de 2012 rumbo a la Bundesliga al ver cerradas las puertas del primer equipo, donde el entonces técnico, José Mourinho, no le ofreció la oportunidad de debutar. En el Bayer Leverkusen Carva terminó de hacerse jugador, siendo elegido por el diario Bild el mejor LTD de la Bundesliga, lo que le sirvió como billete de vuelta a Madrid.

Un lateral que ya era de los mejores del equipo terminó de eclosionar definitivamente, haciendo que no pocos se preguntaran si el lateral diestro del Castilla no merecía probarse en Primera División. Marcó dos goles y fue el jugador del XI inicial que más minutos acumuló en las piernas, firmando una temporada absolutamente magnífica.

Pedro Mendes. Defensa central. Envuelto en polémica a su llegada, Pedro sufrió una dura adaptación al equipo y consiguió, a base de trabajo, imponerse en el frenético casting de compañeros de zaga para Nacho. Acabó siendo el central titular en la fase de ascenso, destacándose como un defensa fiable y elegante. Desgraciadamente para el Castilla, y como suele ser habitual, tras contribuir a su formación, Mendes no renovó su cesión con el Real Madrid, perdiendo el equipo a un zaguero que había resultado ser solvente, y acabando el propio jugador en un club bastante menos atractivo, el Sporting B. Esta temporada ha fichado por el Parma.

131306_galeria_.jpg

Joselu Mato. Delantero centro. Revelación goleadora, pasó de revulsivo a pichichi del equipo, obligando incluso a Toril a desplazar al entonces DC titular, Morata, a la izquierda. Nunca fue un mal delantero, con un disparo muy potente y un gran olfato de killer; pero esa temporada mejoró hasta convertirse en un jugador muy trabajador, que nos maravilló a todos con su gol de tacón en el Carranza.

Joselu abandonó la disciplina del Real Madrid rumbo al Hoffenheim alemán, equipo en el que ha marcado algún gol sin llegar a consolidarse como titular indiscutible. Este verano ha fichado por el Eintracht de Frankfurt.

Mandi Sosa. Mediocentro. En la primera temporada de Toril, inexplicablemente solía sustituir a Sarabia, posición que no cuadraba ni con sus características ni con su físico. En su segunda temporada, se situó más atrasado, controló su contundencia y acabó no sólo jugando bastantes minutos, sino arrebatándole el puesto a Álex Fernández –muy lastrado por la acumulación de tarjetas- en el tramo final y en la fase de ascenso a Segunda.

Jugador corpulento, típico perro de presa de la medular pero con capacidad también para distribuir el balón con mucho criterio. Mandi firmó una gran actuación en el playoff que le valió su fichaje por el Sporting de Gijón, equipo donde es titular habitual.

1355506153_extras_mosaico_noticia_1_g_0

Temporada 2012/2013

Tras el primer año en Segunda división, este verano han abandonado el equipo casi todos los últimos componentes de esta quinta espectacular.

Fabinho Tavares. Lateral derecho. Otro gran ejemplo de jugador que llega cedido, pasa por un doloroso periodo de adaptación, acaba cuajando magníficamente y abandona el equipo cuando el aficionado apenas ha tenido tiempo de disfrutar de él. Fabinho fue una solución de emergencia ante la marcha precipitada de Carvajal. Sus comienzos fueron tan irregulares que Toril prefirió retrasar a Juanfran al lateral derecho.

Sin embargo, a medida que transcurría la temporada, Fabinho fue adaptándose a la Segunda española, y acabó jugando sus mejores minutos en el tramo final. Como el caso de Mendes, no renovó su cesión, y este verano abandonó su club, el Rio Ave, traspasado al AS Monaco.

fabinho-tuvo-minutos-en-el-primer-equipo-blanco_60081

David Mateos. Defensa central. Extraño periplo el de este jugador, subió del Castilla al primer equipo, se fue cedido a varios equipos, y acabó volviendo al Real Madrid para jugar de nuevo en el Castilla. Mateos apuntaba alto en su día, aunque sus frecuentes errores han acabado lastrándole. No obstante siempre contó con la confianza de Toril, jugando junto a Iván González cuando Nacho no estaba disponible para el filial.

Este verano ha abandonado, parece que ya definitivamente, la disciplina blanca para fichar por el Ferencvaros TC húngaro.

Jesús Fernández Collado. Portero. Fue el guardameta titular del Castilla en la primera temporada de Toril; en la segunda alternó el puesto con Tomás Mejías -aunque fue el portero del ascenso-, y en la tercera, siendo tercer portero del primer equipo, también jugó partidos con el filial. Jesús ha sido, probablemente, el portero más regular del Castilla en los últimos años. No es superlativo en ningún aspecto, pero alcanza el notable alto en todos. Rápido, buenos reflejos, y sobre todo seguridad y colocación, amén de un juego de pies más que pasable que no es normal ver en La Fábrica. Sin embargo, la temporada pasada la falta de regularidad le acabó pasando factura, y por primera vez se vio a un Jesús inseguro en algunos partidos, cometiendo errores impropios en él.

Jesús abandona definitivamente el Castilla para ser uno de los cuatro porteros del primer equipo, situación que, por los pocos minutos que va a disputar y por el enorme talento que pensamos que este jugador tiene, nos genera bastantes dudas.

Tomás Mejías. Portero. Una lesión hizo que Jesús le relegara al banquillo. Aunque por épocas ha rotado con él, para Toril siempre ha sido el portero suplente, confiando en el otro guardameta para las grandes citas.

Mejías es un portero típico de La Fábrica, que destaca por sus reflejos y flaquea en las salidas por alto y el juego de pies. No obstante, la regularidad del primer año en Segunda le confirmó como un gran cancerbero cuando se le ofrece la confianza necesaria. Esta temporada, como Jesús, será uno de los cuatro porteros del primer equipo; y como en el caso de su compañero, no creemos que le beneficie.

Carlos Henrique Casemiro. Mediocentro. Cesión invernal procedente del Sao Paulo, con opción de compra para el primer equipo. Casemiro llegó para reforzar la medular, tras un período de inactividad que se evidenciaba en su bajo estado de forma. Aumentó sus prestaciones a medida que ganaba minutos, aunque solamente esta temporada, ya en el primer equipo, ha dejado entrever al fin a ese jugador al que se esperaba en el Castilla.

Óscar Plano. Delantero centro. Canterano pura cepa, uno de los pilares del exitoso Juvenil A de Toril. Jugador trabajador como pocos, delantero móvil y participativo que nunca fue un killer -no al menos en el Castilla- pero que siempre cumplió. Abandonó el club este verano, junto con otros ex castillistas, rumbo a la AD Alcorcón.

Pedro Mosquera. Mediocentro. Criado en La Fábrica desde que ingresó tras ser captado en el Torneo Alevín de Brunete, Pedro pasó por todas las categorías y llegó a ser capitán del Castilla en su primera etapa en el filial. Tras ser traspasado al Getafe, volvió como cedido en el invierno del verano del ascenso para intentar suplir el vacío dejado por la marcha de Fran Rico. Le bastaron unos pocos encuentros para volver a asumir el mando, convirtiéndose en una de las piedras angulares del esquema de Toril, y uno de los jugadores que más brilló, con luz propia, en la fase de ascenso.

El Getafe renovó la cesión para la primera temporada en Segunda, donde Mosquera fue absolutamente fundamental para sostener al equipo en los duros meses de adaptación. Este verano abandonó para siempre el filial, retornando a su club, donde parece que va a tener más protagonismo.

1365514761_extras_mosaico_noticia_1_g_0

Denis Cheryshev. Extremo izquierdo. Jugador mediático, este ruso de crianza asturiana militó desde bien pequeño en las categorías inferiores del Real Madrid, y acabó siendo uno de los jugadores más reconocibles del Castilla. Veloz y con gran capacidad de sacrificio, no fue hasta la temporada pasada cuando Cheryshev se hizo al fin con la titularidad absoluta, contribuyendo con sus asistencias y goles al octavo puesto alcanzado por el equipo.

Jugador muy del gusto de Ancelotti, que intentó convertirle a lateral izquierdo -posición en la que Denis declaró no sentirse muy cómodo- acabó marchándose cedido al Sevilla, sin opción de compra, en espera de tener una oportunidad en el primer equipo.

Juan Francisco ‘Juanfran’ Moreno. Extremo/lateral derecho. Uno de los jugadores más queridos por la grada, uno de los auténticos veteranos del Castilla. Siempre cumplidor, uno de los pilares del equipo y de los encargados de tirar del carro –portaba el brazalete en ausencia de Nacho-. Extremo diestro con una gran capacidad goleadora y buen lanzador a balón parado, Toril le pidió que se retrasara al lateral la temporada pasada y Juanfran no sólo cumplió, sino que aprobó con nota.

Tras varios intentos fallidos de abandonar el club, este verano fichó al fin por el Real Betis Balompié. Su despedida del Di Stéfano, manteo incluido, fue apoteósica; y su recuerdo para el aficionado del Castilla, absolutamente imborrable.

Álex Fernández. Mediocentro. Uno de los jugadores más comprometidos y carismáticos que hayan vestido en los últimos tiempos la elástica del primer filial, Álex transpiraba madridismo y conseguía encender a la grada en esas épicas remontadas (o cuasi-remontadas) donde se le veía corriendo incansablemente por todo el terreno de juego.

Centrocampista muy singular, que abarca todo el campo, con gran llegada y facilidad para jugar más adelantado o atrasarse hasta ser el “tercer central”.. El filial se queda sencillamente huérfano tras su polémica e incomprensible marcha al Espanyol –de la que aquí ya hemos hablado– que cierra una auténtica etapa: la de la Quinta del 92, que componía junto a Morata, Sarabia, Carvajal, y Jesé. Ninguno de los cinco está ya en las filas del Castilla, que, con la marcha de Álex Fernández, no sólo ha perdido a un gran jugador: sino, por encima de todo, a un verdadero capitán.

1338128102_extras_albumes_0

Y los que tiraron la puerta

Dentro de este numeroso grupo de jugadores que han abandonado el filial, ellos tres merecen consideración aparte. Porque son los que han conseguido materializar el sueño de cualquier canterano madridista. Más allá de los casos de Casemiro -fichado para el primer equipo-, Carvajal –con viaje de ida y vuelta- o las testimoniales presencias de Jesús o Mejías, tres canteranos han conseguido, por su esfuerzo, perseverancia o talento bruto, tener ficha en el mismísimo Real Madrid sin pasar por otro equipo.

Nacho Fernández. Defensa central. Probablemente un jugador que no entraba en casi ninguna quiniela de los futuribles para el primer equipo, pero que ha acabado, no sólo figurando sino haciéndose un hueco gracias a su polivalencia defensiva, su concentración máxima y su carácter trabajador. Nacho convenció a Mou y ha convencido a Ancelotti, que parece haberle devuelto a su sitio natural en el centro de la defensa.

El Arbeloa del Castilla, se le llamó en este blog muchas veces, y como Arbeloa, se ha ganado un puesto en la primera plantilla gracias a su fama, bien merecida, de cumplir en cualquier posición defensiva donde le coloquen. Un jugador muy útil para un equipo con tantas exigencias físicas y de calendario.

1378841478_extras_noticia_foton_7_1

Álvaro Morata. Delantero centro. La temporada anterior, pese a ser convocado regularmente con el primer equipo, tenía ficha en el Castilla; este año la apuesta por Morata es total, y el canterano tiene ficha y puesto en un Real Madrid que, tras la salida de Higuaín, le deja a él como segundo delantero centro puro del Real Madrid.

Morata es un excepcional caso de una gestión absolutamente perfecta, que ha cuajado en un delantero joven que ya ha mostrado su capacidad goleadora con la sub21. Ahora, tiene frente a sí el reto más importante: afinar su olfato y controlar su nerviosismo de cara a puerta para pelearle un puesto a Karim Benzema.

Jesé Rodríguez. Delantero/extremo/mediapunta. La otra gran apuesta de la temporada, dicen que petición personal de Zinedine Zidane. Jesé tiene ese talento desbordante reservado únicamente a los genios. Jugador que puede ocupar cualquier posición en el frente de ataque, y descomunal en casi todas ellas. Jesé lo tiene todo: dribla, corre, asiste y marca -goleador absoluto del Castilla-. Un portento físico que, inevitablemente, nos recuerda a un joven Cristiano Ronaldo sin pulir.

¿Estamos ante el talento en bruto más bestial visto en los últimos años en Valdebebas? Muy probablemente. Si le acompaña la actitud -que está mejorando a pasos agigantados-, puede convertirse en un jugador sencillamente legendario. Un héroe, no ya del Di Stéfano -del que se despidió con el mejor gol de toda la temporada- sino del mismísimo Santiago Bernabéu.

1371742661_extras_noticia_foton_7_0

Ellos han sostenido al filial en los últimos tres años; jugadores carismáticos unos, discretos otros, algunos de paso, otros canteranos de cuna. Muchos han tenido mala suerte en su salida del Castilla, mientras que otros se afianzaron sin problemas en sus nuevos equipos. Algunos nombres, sólo unos pocos, llegarán a ser auténticamente grandes: y en ese pequeño estadio de Valdebebas se presumirá, no dentro de muchos años, de haberlos visto jugar y crecer, defendiendo la camiseta del filial del Real Madrid.

Imágenes: Ideal.es, Marca.com, Zerozero.pt, Mundo Deportivo, Fuerzaperica.com, Corazonblanco.com, Defensacentral.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Real Madrid Castilla y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s