Elche CF 1 – Real Madrid Castilla 1 || Orgullo y madurez.

Quiero empezar este postpartido enviando mis más sinceras condolencias a un amplio sector de la ¿afición?, del Real Madrid. Concretamente a ese sector que se ha pasado toda la temporada celebrando cada gol en contra de su propio filial, criticando a varios de sus jugadores, atizando sin piedad a un entrenador que forma parte del estamento de su club. Dinamitando, en definitiva, su propio futuro.

Envío mi más sentido pésame, en serio. Debe ser duro, difícil de tragar incluso, mirar la clasificación de Segunda división y ver, no sólo al Castilla ampliamente salvado, sino ocupando un muy digno décimo puesto. Ha de ser complicado aceptar que Toril no sólo no era un mal entrenador de cantera (sic) sino que ha logrado llevar al Castilla a un tramo final de temporada absolutamente brillante. Se les debe clavar en las mismísimas entrañas que jugadores a los que ellos tanto denostaban -Mejías, Mosquera, Juanfran entre otros; también conocidos como los de 24 ó 25- hayan sido de los más destacados de esta segunda vuelta y de la temporada en general, demostrando que en la cantera del Real Madrid hay mucha calidad, aunque no siempre se pueda aprovechar para el primer equipo.

Y ha debido de ser duro presenciar cómo el Real Madrid Castilla, el criticado Real Madrid Castilla, ha arrancado un meritorio empate del campo del mismo Elche que ha subido a Primera, permitiéndose además el lujo de jugar sin varios de sus principales puntales.

Diría que lo siento, pero estaría mintiendo.

Sólo puedo decir que me siento orgullosísima de decir que yo siempre creí, y creeré, en el Real Madrid Castilla.

El Castilla salió con un XI de circunstancias (Nacho y Morata están convocados con el primer equipo, Álex y Cheryshev sancionados; éste último, con total seguridad, ha disputado ya sus últimos minutos con el filial madridista). Mejías en portería, Fabinho, Mateos, Derik, Casado, Juanfran, Casemiro, José Rodríguez, Jesé, Borja García y Lucas. Como novedad en la convocatoria, volvía Derik a la lista y a la titularidad, y fueron incluidos el delantero del C, Rubén Sobrino y el defensa -que ya ha debutado esta temporada con el Castilla- Diego Llorente.

Frente a nosotros, el Elche, ya matemáticamente equipo de Primera, que buscaba además proclamarse campeón de liga frente a su afición. Un partido por tanto, sin apenas presión para ninguno de los dos equipos, y muy atractivo para el espectador neutral.

1369589598_963888_1369593426_noticia_grande

El encuentro empezó con una ligera caraja para los castillistas, que aprovechó el Elche para tener varias ocasiones ya en los primeros cinco minutos. El Castilla, sobre todo, adolecía de la habitual falta de fluidez en el centro del campo cuando no forma la pareja Mosquera – Álex; José Rodríguez y Casemiro son un binomio prácticamente inédito y que no parece casar bien. De hecho, en esos primeros compases José recibió una amarilla por una entrada a destiempo, demostrando quizá un cierto nerviosismo, pero también afán por abarcar tanto terreno como fuera posible y suplir la lentitud de su compañero. En todo momento el centrocampista canterano del Castilla se mostró muy activo, firmando un buen partido.

[pullquote]José Rodríguez tuvo una buena actuación. Casemiro, por contra, sigue dejando dudas respecto a su fichaje para el primer equipo.[/pullquote]

En cuanto el Castilla se asentó, sin embargo, demostró que no pensaba dejarle los tres puntos y la celebración en bandeja al Elche. Y los cachorros madridistas mantuvieron el tipo, aguantando las incisivas acometidas de los locales, al que dejaban tener el control del balón, pero lanzándose rápido a la contra, recuperando balones cada vez con más frecuencia y metiendo miedo -mucho miedo- en cuanto rozaban el área rival.

De una de estas jugadas vino el gol golazo- de Fabinho, un jugador de cuyo crecimiento brutal habría que hablar largo y tendido -y del hecho de que no será fichado, también-. El Castilla daba la sorpresa adelantándose en el Martínez Valero; el mismo Castilla desahuciado al que muchos mandaban prematuramente a 2ªB, no sólo le plantaba cara al líder sino que marcaba el primer gol en su casa. Y lo hacía, qué irónico, gracias a un jugador que cuando llegó era un coladero en la banda, y al que Toril ha moldeado hasta convertir en un gran lateral.

elche2-2

Al descanso, y merced a algún golpe de suerte en forma de palo, el marcador era favorable a los visitantes. En la segunda parte los locales salieron aún más enchufados, buscando el empate. En el 55’ vendría, a balón parado, el gol de Generelo. A partir de ese momento el partido se convertiría en un vistoso encuentro de ida y vuelta, donde tanto el Elche como un Castilla sin ataduras y sin miedos desplegaban todo su arsenal ofensivo sin conformarse con el empate. La entrada de Óscar Plano por Lucas en el 67’ mermó un poco el ataque de los nuestros al quedarse Óscar demasiado solo arriba; a pesar de su habitual actitud voluntariosa, estuvo demasiado bien sujeto por los centrales del Elche, que no le permitieron conectar con los centros de Juanfran y Jesé. Un exhausto José Rodríguez -al que hay que reconocerle el mérito de seguir defendiendo con intensidad acarreando una amarilla desde el inicio del partido- dejó su sitio a Omar Mascarell. Y ya en el descuento, Toril premió el buen segundo tramo de Rubén Sobrino con el C, haciéndole debutar en Segunda División.

Hay que reconocer que esta vez la suerte, para variar un poco, se alió del lado de los jugadores de Toril. Pero también que el Castilla cuajó un reseñable encuentro donde dominó la madurez y ninguno de los jugadores del filial se dejó amedrentar por el ambiente y el hecho de jugar contra un equipo ya ascendido.

El cambio respecto a comienzo de la temporada es palpable; la actitud de este equipo es para sentirse orgulloso. El partido de hoy ha sido la culminación de un largo trayecto, de un largo proceso de aprendizaje donde se ha demostrado, una vez más, que un equipo madridista jamás se rinde.

Enhorabuena a todos los que lo han hecho posible. Mis condolencias a quienes han intentado, sin éxito, poner piedras en el camino. La semana que viene el Alfredo Di Stéfano tendrá la oportunidad de despedirse de varios jugadores que han marcado una era en la historia de nuestro filial. Unos se van, otros se quedan, otros llegarán. Pero aquí estaremos siempre.

Animando al Castilla hasta el final.

Imágenes: As.com; Diarioinformacion.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Real Madrid Castilla y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s