Desmontando mitos (versión cantera).

“Una mentira mil veces repetida se convierte en realidad”

– Joseph Goebbels, Ministro de Propaganda del Tercer Reich.

Internet es un invento maravilloso. Una forma de tener toda la información al alcance de un click y compartirla con el resto del mundo. A ello nos ayudan las redes sociales, y entre ellas nuestro querido Twitter, instrumento que por su inmediatez permite hacer circular una noticia de forma prácticamente instantánea, creando debates y corrientes de opinión a los pocos segundos. Twitter es el medio de los ciudadanos anónimos; Twitter es la voz de los que nunca fueron demasiado importantes para ser invitados a las tertulias televisivas o radiofónicas. Es un debate gigantesco y descontrolado, rico y heterogéneo, en el cualquiera tiene cabida.

Un foro tan abierto, desde luego, presenta sus peligros. No es que las tertulias de televisión o las columnas de opinión de los periódicos sean un dechado de rigor, pero en una red social tan espontánea se multiplica el riesgo de que la mentira se convierta en verdad por el solo efecto de un puñado de retuits. Se atribuye al archifamoso Goebbels el consejo “miente, que algo queda”, y aunque me desagrade relacionar a un personaje tan siniestro con esa estupenda plataforma que llevo usando tanto tiempo -mi cuenta cumplió hace poco seis años en el mundo del pajarito-, lo cierto es que jamás ha sido tan cierta esta máxima como ahora que cualquier ciudadano anónimo con un buen puñado de followers posee el poder de asesinar dictadores, atribuir declaraciones y desmentir noticias falsas con pruebas fehacientes en tan sólo 140 caracteres.

En el ámbito que nos interesa en este blog, que es el de la cantera del Real Madrid, este poder es desbordante, y últimamente ha hecho circular varias máximas que parecen irremisibles y absolutas. Palabras huecas que se van repitiendo de tuit en tuit, con ese halo de verdad que otorga el respaldo de la masa. Y cuando uno se atreve a oponerse, con los hechos objetivos a modo de escudo, se ve señalado por los dedos que le cuestionan como sospechoso, como posible hereje, sintiéndose un poco como Galileo proclamando que es la tierra quien gira alrededor del sol y no al revés.

Así, hay varias mentiras -ya casi “realidades”- relacionadas con la cantera que periódicamente cruzan mi timeline, dejándome tan perpleja como dudosa de si merece la pena someterme de nuevo a las mismas paparruchadas trilladas de siempre –“tú eres más de la cantera que del primer equipo”, memez que cae por su propio peso; “vosotros es que queréis a Toril en lugar de Mou”, suposición que no se hace, desde luego, ni en base a los artículos de este blog ni en base a lo que escribo en mi cuenta personal-.

Pero como en Furia Valkyria siempre hemos tenido por lema informar de la cantera a la par que se la defiende -pues de una cosa nace la otra, y aquí todo se hace con números y datos en la mano-, vamos a resumir esas mentiras que se tuitean, retuitean, favoritean con la connivencia de los maliciosos y los ignorantes.

 

1. El Madrid tiene una gran cantera, pero no se usa porque Florentino y/o Mourinho no quieren.

El Real Madrid tiene una cantera muy prolífica, llena de chavales de gran talento de los que sólo unos pocos -poquísimos- tienen el nivel suficiente para formar parte del primer equipo, en el marco de unas instalaciones envidiables y con un equipo de entrenadores de gran nivel. A partir de ese momento, si el muchacho llega o no llega no depende sólo de Mou o de él mismo. A veces es una suma de factores que, como vimos en el post que dediqué al caso de Morata, se dan en el momento adecuado y en la persona adecuada. Sin desmerecer la suerte o la casualidad, pues nadie puede pronosticar con certeza, por poner un ejemplo bien conocido, qué habría sido de Iker Casillas si César no se hubiera lesionado en aquella final de Glasgow.

[pullquote]La cantera del Real Madrid se usa atendiendo a las necesidades del primer equipo. Como debe de ser.[/pullquote]

Cierto es que el Real Madrid, al contrario que el Barcelona, tiene una cantera más enfocada a la formación de jugadores completos que a la formación de jugadores para el primer equipo -nótese la diferencia- encajados en un estilo concreto. También es cierto que hemos visto casos que nos han hecho plantearnos si de verdad tal o cuál chico no habría merecido una oportunidad antes de volar del nido -Carvajal-. Pero aunque a los aficionados a la cantera nos encantaría que del filial salieran once Cristianos Ronaldos, la realidad es que a un equipo de exigencia máxima como el Real Madrid sólo pueden llegar unos pocos.

Siempre me he rebelado contra los que se quejan de que “en el Real Madrid no hay canteranos” porque –empezando porque el propósito del Madrid es ganar, con canteranos o sin ellos– lo cierto es que en la actual plantilla tenemos un número bastante aceptable de jugadores criados en La Fábrica: los cuatro porteros -Casillas, Adán, Diego López, Jesús Fernández- lo son, además Arbeloa, Nacho, Callejón y Morata. Ocho en total. Alguno dirá que sólo unos pocos de ellos son realmente significativos y los demás están sólo para ayudar. Pero, ¿acaso no es ésa, precisamente, la misión de un canterano?

2. Toril no es un buen técnico de cantera.

Evidentemente. Un hombre cuyo currículum como entrenador se ha basado casi exclusivamente en dirigir a equipos juveniles varios, en entrenar al Juvenil A del Real Madrid, al Real Madrid C y al Real Madrid Castilla, es evidente que de cantera no debe de saber mucho.

Ironías aparte, Toril no es sólo un buen técnico de cantera sino que es probablemente el mejor de esta etapa más reciente de La Fábrica. En su haber podemos constatar logros como los siguientes: salvar al Real Madrid C del descenso, hacerse cargo después del Juvenil A con el que logró Liga, Copa Campeones y quedó subcampeón de Copa del Rey, llevar a playoffs por dos años consecutivos al Real Madrid Castilla -el segundo como primero de grupo-, consiguiendo el ascenso con un 8-1 en el global y proclamándose campeón de 2ªB frente al Mirandés.

Además de los títulos, está lo que no se ve: la formación. Y en ese sentido podemos culpar a Toril de la formación de jugadores como Dani Carvajal, Pablo Sarabia, Álex Fernández y Álvaro Morata, a los que entrenó tanto de juveniles como ya en el Castilla.

Es cierto que en esta etapa en Segunda con el filial ha tomado decisiones que desde fuera no parecen tener explicación. Y habrá cometido sus errores, como todos los cometemos alguna vez en nuestro trabajo. Pero si Toril no sabe de cantera, entonces los demás nos podemos retirar.

3. El Castilla tiene una media de edad muy alta. Jugadores como Mosquera o Juanfran no aportan nada y deberían dar paso a los jóvenes.

Criticar la media de edad de un filial es algo razonable. Sobre esto os remito a un interesantísimo post escrito en Noventa minuti son molto longos, en el que se nos explica que para conseguir el ideal de un filial Sub21 no sólo el Castilla sino toda la cantera debería estar organizada para tal fin.

Pero curiosamente, esta media de edad del Castilla no parecía importar a principios de temporada. Y nadie criticó al Barça B recién ascendido a Segunda que quedó tercero bajo el mando de Luis Enrique y que entonces contaba con jugadores como Soriano (25 años), Nolito, Edu Oriol, Saúl, Abraham Minero (24), y Armando (26). Tampoco hubo críticas cuando el año siguiente ese mismo Barça B siguió alineando a Armando, ya con 27, o a Soriano con 26. Y por supuesto, nadie se escandalizó cuando el Villarreal B alineaba a Gerard Bordas, un jugador que por entonces tenía, ¡30 años!

Personalmente me cuesta creer que alguien que vea los partidos del Castilla pueda criticar la presencia en el equipo, o en el XI titular, de Juanfran o Mosquera. De ambos jugadores y su relevancia en el Castilla hemos hablando más ampliamente en los sendos perfiles que les hemos dedicado. Baste decir que el primero es el mayor asistente de la Segunda División, séptimo máximo rematador, tercer jugador que más faltas recibe. El segundo es el tercer recuperador de la categoría, el primero del Castilla, como un lector ha señalado acertadamente en un comentario del post anterior. Ambos son elementos absolutamente fundamentales, Juanfran por su polivalencia, Mosquera porque ningún otro mediocentro de la plantilla ha demostrado tener sus características. Dudar de ellos, con los datos en la mano, me parece absolutamente irracional, más basado en prejuicios que en hechos objetivos.

4. Toril no da oportunidades a los jóvenes, especialmente a José Rodríguez.

Le recuerdo al lector que lo primero que hizo Alberto Toril al hacerse cargo del Castilla fue otorgar la titularidad indiscutible a cuatro chicos que por aquel entonces eran cuatro jovenzuelos de dieciocho añitos: Carvajal, Morata, Sarabia y Álex. También hizo debutar, con diecisiete años, a Jesé y Javi García-Noblejas. De hecho, cuando el filial patinó contra el Alcoyano en el Bernabéu (un 0-2 que prácticamente nos dejaba sin posible ascenso), las críticas más feroces fueron contra la inexperiencia y juventud de un grupo en el que los más mayores eran Juanan y Fran Rico, con 23 años -ambos abandonarían el Castilla ese verano-.

Sobre José Rodríguez, es curioso comprobar que su trayectoria en las primeras jornadas de liga fue paralela a la adaptación que su compañero Jesé sufrió, una temporada antes, al poner pie en el Castilla.

Así, vemos que, procedente del Juvenil A, Jesé jugó 17 minutos en el primer partido, 7 en el segundo, 72 en el tercero. En la cuarta jornada no fue convocado, después pasó dos encuentros jugando unos pocos minutos, hasta que finalmente adquirió regularidad y, a partir de la jornada séptima, empezó a disputar partidos completos, ya plenamente adaptado al nuevo equipo y nueva división.

Resulta que con José ha ocurrido lo mismo: dos partidos sin jugar -el segundo sin ir convocado-, después minutos sueltos, su primer partido completo en la séptima jornada, suplente en los siguientes partidos. Aproximadamente en ese momento es cuando estalla la polémica y José se convierte en el centro de los focos. Y a tenor de lo visto, está claro que esta atención mediática no le vino nada bien.

Sobre el caso José Rodríguez recomiendo fervientemente este artículo de Alberto Piñero en Goal, que resume la realidad que pocas veces se cuenta. Que si José no juega más, sencillamente, es porque aún no ha conseguido rendir lo suficiente. Ofensivamente su calidad es palpable, pero sus deficiencias defensivas -totalmente normales en alguien tan joven que ha dado un salto tan amplio, del Juvenil B al Castilla, pasando por el A, en sólo un año- comprometen el equilibrio del centro del campo, salvo en aquellos partidos donde se ha visto arropado por otros dos centrocampistas.

José ha logrado lucir individualmente, pero no ha logrado hacer lucir al equipo. Y ésa es su asignatura pendiente, porque es el equipo, y no el jugador, lo que debe primar por encima de todo lo demás.

5. Toril no está aprovechando bien la plantilla.

Es cierto que desde fuera hay decisiones del técnico cordobés que parecen inexplicables. Como cierto es que muchos jugadores que a nosotros nos parecerían valiosos o prometedores, como Jota, apenas han jugado.

En este blog no hemos ocultado nuestra preferencia por un centro del campo Mosquera – Álex que, pensamos, es el que hasta el momento ha resultado más beneficioso para el Castilla. Deportivamente, no encontramos ninguna razón para las reiteradas no convocatorias del segundo. Por tanto, forzosamente ha de ser un asunto extra deportivo que el aficionado desconoce, y como nuestras únicas fuentes son las de agua potable, nos limitaremos a desear que este problema se solucione cuanto antes. La salvación del Castilla, pensamos, debería ser la prioridad. Y está claro que el equipo está echando de menos el derroche físico, la implicación y la enorme labor de cohesión que Álex desempeñaba sobre el césped.

[pullquote]El Castilla está compitiendo en Segunda con una plantilla de menor calidad que la que tenía en 2ªB.[/pullquote]

De la plantilla y su configuración hemos hablado muchas veces -sobreabundancia de jugadores en una misma posición, escasez en otras; suplentes en 2ªB que deben ser titulares en Segunda ante la ausencia de una solución mejor-. Antes de invierno ya analizábamos su descompensación y pedíamos que esto se solucionara en el mercado invernal. El mismo Toril pidió públicamente el fichaje de un central y un delantero -lo que desmiente la teoría de que es él quien controla los hilos de la cantera; mucho caso, desde luego, no le hacen-, y no sólo no le trajeron lo que pedía, sino que le endosaron lo que no había pedido e iba a complicar aún más el drama del centro del campo.

Alguien tuvo la brillante idea de traer a Casemiro, jugador que prácticamente ha pasado un año sin jugar, indudable talento acompañado de un dudoso carácter que hizo que el Sao Paulo aceptara la oferta de cesión con opción de compra -¡ojo!, con ficha en el primer equipo- del Real Madrid. Todo eso después de que el Sporting de Gijón rechazara cedernos a Mandi, jugador al que vendimos en verano. Poniendo a Toril en la tesitura de tener que alinear sí o sí a un jugador fuera de forma, que quita más que aporta, pero que tiene que ser probado con cierta continuidad para ver si vale o no vale. Y todo esto, con el equipo jugándose el descenso.

No se trata, desde luego, de justificar los posibles errores de Toril. Aquí la culpa se reparte, y tanto las victorias como las derrotas tienen los mismos culpables: todos. Pero es indudable que el técnico del filial ha tenido que hacer frente a una serie de problemas imprevistos, a una falta de previsión y a una serie de fichajes en los que su opinión parece no haber sido escuchada.

Los problemas del Castilla no pueden, en definitiva, enfocarse en una sola persona o en dos. La marcha del filial es una suma de muchos factores, y desde este blog seguimos opinando lo mismo: que todos deberían priorizar las necesidades del equipo por encima de lo demás, para lograr, así, la ansiada salvación.

Imágenes: Realmadrid.com, foto23.info, José Manuel Manzaneque “Vaulner”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s