Juanfran Moreno: el primero de los once.

A lo largo de estos tres últimos años, son muchos los jugadores a los que hemos visto jugar con el Real Madrid Castilla. Difícilmente se puede encontrar un puesto que podamos definir por el nombre propio de un jugador indiscutible. En la portería han alternado Mejías y Jesús; en la mediapunta hemos visto jugar, entre otros, a Sarabia, Jesé y Borja. En la banda izquierda se han sucedido Sarabia, Juan Carlos, Morata y Cheryshev; y de los centrales, casi que mejor ni hablamos.

Si ha habido un jugador que se ha mantenido en su puesto, partido tras partido y temporada tras temporada, ha sido el dueño y señor de la banda derecha del Alfredo Di Stéfano. Primero con Menéndez, después con Toril, ha sido uno de los futbolistas más utilizados y un fijo en la alineación. Se habla poco de él, eclipsado por jugadores más mediáticos. Probablemente no será quien más portadas cope en un futuro, y él mismo ha admitido que sus pasos se alejarán, más pronto que tarde, del Bernabéu.

Pero si me pidieran configurar una alineación del Real Madrid Castilla, yo, al igual que los dos entrenadores que han contado con su presencia en el filial, tendría claro cuál es el primer nombre a escribir. Pues así ha sido durante los últimos tres años, en los momentos malos y en los buenos, en los partidos más asequibles y en los más duros. El rostro de Juanfran es sin duda el que más aparece si comparamos las fotos de los equipos titulares en estas últimas temporadas. Puesto que eso es lo que ha sido, tan poco mediático como indiscutible: el primero de los once.

 

El valor de la experiencia.

Juan Francisco Moreno Fuertes (Madrid, 1988) ha seguido una trayectoria inversa a la que se suele achacar al típico canterano madridista. Y es que este extremo diestro polivalente, tras formarse como futbolista en el Avance, llegó a debutar en Primera de la mano de Laudrup con el Getafe antes de recalar en el Real Madrid Castilla. Entre medias, un ascenso a Segunda División con el Villarreal B; no cabía pues la menor duda de lo que el Real Madrid estaba fichando cuando Juanfran se incorporó a la disciplina blanca en verano de 2009: madurez, talento y experiencia.

Los números de Juanfran son sencillamente apabullantes. Estamos hablando de uno de los pocos jugadores que ha sido importante tanto con Alejandro Menéndez como con Alberto Toril. En su primera temporada con el Castilla jugó menos de 900 minutos y marcó 5 goles. En la segunda, rozó los 2500 minutos jugados, cifra que superaría en la temporada del ascenso, la 2011-2012, donde Juanfran se convirtió, indiscutiblemente, en uno de los fijos de Toril. Tras un espectacular arranque en el que tiró de un Castilla mermado por las bajas, Juanfran acabó la temporada con 4 goles y varios partidos jugados de lateral derecho, posición donde sorprendió a todos por su solvencia y su seriedad táctica.

[pullquote]Esta temporada ya suma más de 1.300 minutos, siendo el jugador más utilizado junto a Casado y Mosquera.[/pullquote]

Curiosamente, durante los últimos dos años, Juanfran ha dado la sensación de estar más fuera que dentro del Real Madrid. Si tras el ascenso frustrado contra el Alcoyano se dijo que lo tenía prácticamente hecho con el Espanyol, el verano pasado parecía cantado su traspaso al Betis. Por una razón o por otra, lo cierto es que Juanfran ha seguido militando en el filial madridista, para alivio de aficionados y sobre todo de su técnico, que le considera un imprescindible comodín.

Sus apariciones en el primer equipo han sido esporádicas y no demasiado significativas. Pellegrini le hizo debutar en 2010 en pleno empate frente al Osasuna (el Real Madrid acabaría ganando 3-2 aquel partido), y aunque ha sido un fijo en las pretemporadas de Mourinho, por edad y por posición jamás ha dado la sensación de contar demasiado para el técnico luso. En cualquier caso, estamos hablando de un jugador que ya lleva al menos una campaña siendo un futbolista maduro para cualquier equipo de Primera División.

Velocidad y técnica.

Cuando Toril asumió el mando del Castilla en enero de 2011, compuso un cuarteto atacante que cualquier aficionado del Castilla recordará siempre con cariño. Si por algo destacó el filial en aquellos primeros meses de la espectacular remontada de puntos -recordemos que no se perdió durante toda la segunda vuelta en liga regular- fue por la enorme efectividad ofensiva y por la velocidad de un ataque sencillamente brutal. Mucho se ha hablado de la racha goleadora de Morata, de la visión de Sarabia, o de las cabalgadas del galgo Juan Carlos por la banda izquierda. Pero algunos olvidan a quien les daba la réplica en la derecha, y que constituyó una parte tan importante del equipo como cualquiera de ellos.

Si hay una característica que defina a Juanfran, es sin duda su velocidad. Físicamente es un jugador ligero (1,79 de altura y 72 kg de peso), lo que le proporciona una alta velocidad punta en carrera que constituye su mejor y principal arma. No obstante, Juanfran es mucho más que velocidad: posee además una gran técnica de la que destaca su exquisito regate en carrera, sin olvidar su facilidad para el último pase, sus precisos centros o su potente  y certero disparo. Es un futbolista vistoso de los que se hace notar y encandila a la grada. Un jugador al que es difícil parar cuando conduce el balón por la banda, obligando al rival a recurrir a la falta con el lógico peligro que eso supone.

La jugada típica de Juanfran es aquélla en la que recibe el balón a la altura del mediocampo y conduce, bien hasta el fondo para meter un centro, bien con una de sus características diagonales que suelen finalizar con un disparo desde fuera del área. Este último es un recurso muy utilizado y así ha firmado varios de sus goles. Tiene una facilidad asombrosa para escurrirse tanto del lateral que le cubre como del central izquierdo, abriendo un hueco en la defensa para beneficio de sus compañeros. Posee, además, una gran puntería -y un potente disparo- que le hacen tener un promedio goleador sobresaliente para un jugador de su posición.

Por su gran golpeo, se le presupone un buen dominio del saque a balón parado. Sin embargo, en el Castilla no ha tenido oportunidad de explotar demasiado esa cualidad, tapado por jugadores como Sarabia, Fran Rico, Mosquera o Casado. En lo que sí destaca es en sus goles desde fuera del área, ya mencionados, en los que tiene la facilidad de sorprender al portero rival con tiros ajustadísimos que nadie espera.

[pullquote]Esta temporada suma tres goles, los tres desde dentro del área.[/pullquote]

Recientemente Toril ha descubierto en él a un buen lateral derecho, faceta que empezó a explorar la temporada pasada en las ocasionales bajas de Carvajal, y que ha explotado en ésta ante el pobre nivel mostrado por el teórico titular en esa posición. Aunque Juanfran es un jugador con una clara proyección ofensiva, no desentona en absoluto en facetas defensivas. Es solidario, aguerrido, y mantiene siempre presentes los conceptos del sistema de Toril. Lógicamente, las entradas no son su fuerte, pero lo compensa con una gran capacidad de anticipación. Como cuando juega de extremo, su velocidad es su mejor arma.

 

Madurez y compromiso.

Irónicamente, para tratarse de un jugador que fuera del campo no ha dudado en mostrar alguna vez su explícito deseo de marcharse del Di Stéfano y dar el salto a Primera, dentro de los terrenos de juego no se puede hacer ni una sola tacha a sus niveles de compromiso.

Juanfran reúne las características que cualquiera querría ver en el capitán de su equipo. Difícilmente le verán borrarse de un partido; al revés, es uno de esos jugadores que sabe leer los encuentros y tirar del equipo en los momentos clave. Salvo alguna racha aislada, no es en ningún modo un futbolista intermitente. Juanfran aparece siempre, y es precisamente en los peores momentos del equipo donde él destaca con más claridad, tirando de madurez y de galones. Ha sido uno de los jugadores clave en las malas rachas -el inicio de la temporada pasada, o mismamente ésta-. Es además un jugador que recibe un número bajísimo de amonestaciones (3 amarillas en total acumuló la temporada pasada; aún no ha visto una roja en su carrera profesional) por lo que siempre está a disposición del equipo.

[pullquote]Ha sido objeto de 40 faltas, por sólo 5 cometidas.[/pullquote]

Por su enorme experiencia, jamás se viene abajo. En los partidos difíciles, en los momentos duros, es siempre uno de los jugadores que continúa intentándolo hasta el mismísimo final. Y eso, en un equipo como el Real Madrid Castilla, se valora y mucho.

Un jugador de Primera.

Sus principales puntos fuertes se convierten a veces en sus más destacadas sombras. En algunos partidos ha mostrado un excesivo individualismo, defecto que se achaca a casi cualquier jugador de su posición. A veces abusa demasiado del control o el regate; se ve tan superior a su par que decide intentarlo en lugar de pasar al compañero, desperdiciando alguna buena jugada de equipo. Aún así, sería injusto tachar de egoísta a quien suele figurar entre los máximos asistentes del Castilla.

Su quizá excesiva prisa por irse -que jamás se molestó en ocultar- junto a su frustrado fichaje por el Betis podrían haberle afectado a nivel profesional. No ha sido así. Tras cada verano, Juanfran ha vuelto al equipo con más fuerza que el año anterior. Asumiendo mayores responsabilidades hasta convertirse -por la subida de Nacho al primer equipo- en el habitual primer capitán del Castilla.

Su camino está lejos de la Castellana, pero eso no quiere decir que este extremo diestro no pueda tener un brillante futuro en cualquier equipo de de la parte media-alta de la tabla. Tradicionalmente tapado por sus más mediáticos compañeros, infravalorado por esa prensa que tan bien conoce a los canteranos, Juanfran Moreno lleva mucho tiempo siendo un jugador de Primera División. Y pronto, sin lugar a dudas, le llegará la hora de demostrarlo.

Imágenes: Realmadrid.com y Gettyimages.

Estadísticas: bdfutbol.com, LFP.es, y elaboración propia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Perfiles y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s