Real Madrid Castilla 4 – 0 Rácing de Santander || Retorno a la victoria

Siete partidos sin conocer la victoria. Peligrosamente cerca de los puestos de descenso. Una mala racha que lastraba al equipo en los últimos tiempos. La necesidad de un punto de inflexión para salir del bache. La oportunidad de volver a ganar en casa.

Todo ese bagaje arrastraba el Castilla entrando en esta jornada, y de todo ese bagaje se sacudió tras imponerse cómodamente y con holgura al Rácing de Santander, que no fue capaz de hacer pie ante un siempre dominante equipo blanco. El empujón que faltaba, que puede ser el inicio de una nueva curva ascendente. El regreso de la victoria al Di Stéfano.

Y eso que el partido comenzó sin demasiado movimiento. Ambos equipos se tanteaban mutuamente, buscando su sitio en el campo y acusando aún algo de dificultad para finalizar, demasiado imprecisos para conseguir hilar jugadas conjuntas. Pero pronto empezó a desequilibrarse la balanza del partido, espoleada por los movimientos de las fichas en el centro del campo.

[pullquote]El Castilla formó con un 4-3-3 puro, sin desviar a un mediocentro del trivote hacia la mediapunta[/pullquote]Por primera vez en mucho tiempo, el Castilla formó con un 4-3-3 puro, sin desviar a un mediocentro del trivote hacia la mediapunta. Una variante que promete un aumento de solidez y control en esa zona tan importante -que tantos quebraderos de cabeza ha dado- y que esta vez ayudó a marcar la diferencia a pesar de que aún queda mucho por pulir. Con la novedad de José Rodríguez -ocupando la posición más restrasada en el vértice- y Mosquera y Álex de escolta en los flancos, el Castilla supo hacerse con la zona central de forma incontestable. Ayudó también que el Rácing no se prodigase demasiado en tareas de presión: con espacio para maniobrar y sin rivales que les encimaran, el nuevo trivote tuvo oportunidad de trabajar sus puntos débiles sin excesivo peligro.

[pullquote]El trivote funcionó, pero aún no se ha visto su rendimiento óptimo[/pullquote]Y es que el trivote funcionó, pero aún no se ha visto su rendimiento óptimo. La posición de José, protegida y con libertad para moverse horizontalmente, es la más cómoda, pero desplaza a las otras dos piezas del esquema. Acostumbrado a tener potestad para desplazarse por todo el campo, Álex acusó la falta de espacios, pisándose con José al cerrar por el centro. En la izquierda, ante la ausencia de balones, Mosquera apoyó a ratos en defensa o llegando desde segunda línea al ataque, pero se echó en falta una función más concreta. Los cimientos están ahí, pero hacen falta minutos para encontrar los automatismos y repartirse mejor las tareas.

Así, el Rácing intentó entrar por la banda contraria a donde basculase el centro del campo castillista, buscando el dos contra uno ante los laterales y evitar la zona central, donde los blancos achicaron bien los espacios. Intentos que se saldaron sin demasiados problemas: Derik y Casado estuvieron atentos al corte en la izquierda, y Fabinho contó con el apoyo tanto de Álex como de Juanfran en el flanco derecho. Por su parte, el Castilla buscaba conectar con sus extremos, en pos de la carrera hacia el fondo que les permitiera ganar metros con rapidez y centrar hacia la posición de Jesé, rompiendo desde atrás.

Fue precisamente el canario quien abrió por fin el marcador en el 16′, tras recibir un gran pase de Cheryshev, regatear y armar el disparo ante la pasividad de la defensa rival. A partir de entonces el Castilla empezó a empujar y a tener más ocasiones, aprovechando los espacios que aparecían entre las líneas demasiado estáticas del Rácing para colarse tanto por banda como por el centro. Juanfran en especial volvió a demostrar ese gran nivel al que nos tiene acostumbrados, llevando gran parte del peso del ataque y convirtiéndose en un peligro constante por la derecha.

[pullquote]Doblete del canario, que se reconcilió con el gol[/pullquote]Ya al filo del descanso llegaría el segundo gol de los locales: el colegiado señaló penalti tras ser derribado en el área Fabinho y Jesé no perdonó desde los once metros. Doblete del canario, que se reconcilió con el gol, y una ventaja cómoda y merecida para el Castilla, que había dominado sin problemas.

Si la primera parte había sido como el pistón que, poco a poco pero inexorablemente, va cercando y atrapando al rival, la segunda arrancó rápida y con ocasiones para ambos equipos. El gol pudo caer de cualquier lado, pero acabó favoreciendo al bando castillista cuando el equipo empezó a correr y romper por banda. En una gran acción que aunó trabajo en equipo y velocidad, José Rodríguez recuperó un balón en el centro del campo, lanzando la jugada a través de Jesé para que éste buscara la apertura de Denis, que puso el 3-0 en el 51′. Tan sólo unos minutos después, en el 55′, llegó el cuarto tanto de la noche, segundo de Denis y otra vez a pase de Jesé.[pullquote]Denis fue el segundo protagonista de la noche, con otro doblete[/pullquote]

Quedó así certificado el magnífico arranque del Castilla, que se gustó y aprovechó cada oportunidad para saltar al ataque como un resorte, todo velocidad y pases trazados a escuadra y cartabón. Cómodos sobre el campo y con un pobre Rácing enfrente, el equipo hizo que pareciera fácil.

Con los cambios, Toril volvió a colocar el foco sobre el centro del campo. Tras una buena actuación del trivote, el cordobés dio descanso a los habituales y optó por probar algo distinto, reorganizando el equipo hacia el 4-2-3-1 con José Rodríguez y Omar en el doble pivote y Borja jugando por delante. Si bien el Rácing tuvo aún alguna ocasión aislada, la modificación del sistema no cambió la inercia del equipo hacia adelante: primero Jesé y después Borja tuvieron sendas oportunidades para firmar la manita, aunque finalmente no consiguieron mover el marcador. Sí que se apreció una mayor facilidad para bascular en horizontal, mover el balón en corto y ocupar el campo: una vez más, fruto probable de que éste sea el sistema habitual y de que el trivote precisa rodaje para perfeccionarse como una fuerte variante.

Después de la larga racha negativa, el equipo no sólo volvió a la senda de la victoria, si no que lo hizo con solvencia y demostrando que cuando las piezas encajan, el equipo tira hacia arriba. Un empujón de moral y confianza para seguir trabajando día a día con ilusión y salir del bache. La remontada espera.

Imágenes: RealMadrid.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Real Madrid Castilla y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Real Madrid Castilla 4 – 0 Rácing de Santander || Retorno a la victoria

  1. Monkey dijo:

    “Juanfran en especial volvió a demostrar ese gran nivel al que nos tiene acostumbrados, llevando gran parte del peso del ataque y convirtiéndose en un peligro constante por la derecha”.

    ¿Esto es una broma?

    • Val dijo:

      Teniendo en cuenta que durante la primera parte el ataque del Castilla discurrió sobre todo por la derecha, donde Juanfran fue el jugador más visible, no me parece tan descabellado como dices. Se mostró muy participativo, luchando cada jugada y buscando siempre avanzar metros para finalizar, aguantando el balón en la línea de fondo cuando fue necesario. A esto hay que sumarle el hecho de que suele ser uno de los jugadores más regulares del equipo, tanto a lo largo de un partido como de lo que llevamos de temporada

      Así que no, no era una broma. Pero si a ti te ha hecho gracia, bienvenido. Cada uno tiene su sentido del humor particular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s