Murcia 0 – 0 Castilla | Recuperar las buenas sensaciones

Enfrentabamos un nuevo partido fuera de casa tras una racha de seis partidos sin ganar que empieza a pesar sobre los hombros del equipo, especialmente tras la dolorosa derrota en casa ante el Numancia, remontada mediante. Con el objetivo de regresar a la senda de la victoria, regresaban a casa dos de los hijos pródigos, Nacho y Morata, que bajaban al Castilla tras su positiva y prolongada ausencia en el primer equipo.

El XI que presentaba el Castilla en la Nueva Condomina era, desde luego, esperanzador. Con Nacho de nuevo como eje de la defensa y un Juanfran que aporta solidez defensiva y tranquilidad a la zaga en el papel de lateral, muchos suspiraban aliviados. Además, se recuperaba el esquema del Castilla con un punta, Morata ejerciendo como el muy necesitado 9 del Castilla. Con Denis y Jesé en los extremos y un trivote a priori solvente con Álex-Omar-Mosquera, el partido se afrontaba con más optimismo que el vivido las ultimas semanas.

[pullquote]A pesar de que la victoria continúa sin llegar, por primera en casi un mes se percibe en este equipo mejora y un cierto sentimiento de positivismo.[/pullquote] El caso es que, a pesar de que la victoria continúa sin llegar, por primera en casi un mes se percibe en este equipo mejora y un cierto sentimiento de positivismo. Y es que frente a un Murcia mermado por las bajas, pero peleón en su objetivo por colarse en playoff de ascenso, el Castilla apareció bien plantado atrás, atrevido en ataque y organizado en general.

La lesión de Mateos cuando apenas llevábamos 10 minutos del encuentro propició la salida de Derik y que los aficionados del Castilla viesen actuar a una de las parejas de centrales más solventes de los últimos tiempos. La forma en la que Nacho -imperial al corte, atento en colocación- y Derik -rápido en repliegue, sincronizándose adecuadamente con Nacho- organizaron la defensa permitió que los laterales por fin pudiesen regresar a su posición tranquilos, siendo más carrileros y atreviéndose más en ataque. En este apartado, cabe destacar a Juanfran, al que ya más de una vez hemos señalado como uno de los imprescindibles de este Castilla: estuvo muy seguro defensivamente, rapidísimo por la banda y no fueron pocas las veces que buscó a su compañero Morata con excelente compenetración. [pullquote]A pesar del aporte que supone Juanfran cuando juega como extremo, habría que plantearse definitivamente la posibilidad de pasarle al lateral.[/pullquote]A pesar del aporte que supone Juanfran cuando juega como extremo, habría que plantearse definitivamente la posibilidad de pasarle al lateral -al fin y al cabo, el Castilla cuenta con Quini, a quien se fichó como su teórico reemplazo-, para cortar así la continua sangría que todos los rivales hacen por esa banda.

En el centro del campo, Álex jugó más adelantado, llevando a cabo funciones de box-to-box, enlazando un centro del campo intermitente -correcto Omar; Mosquera llevando a cabo el desagradecido trabajo de desgaste, poco vistoso pero vital- con una delantera en la que destacó un trabajador Morata. A pesar de su evidente ansia por el gol, el delantero fue de los que más brillaron durante todo el partido, especialmente en la primera parte donde a pesar de las -continuas- faltas de los rivales, tuvo oportunidades de todos los colores que solo la mala suerte y un iluminado portero rival consiguieron atajar. La manera en la que Denis, Álex y sobre todo Juanfran buscaron continuamente a Morata evidencia la necesidad de un 9 puro que oriente y ordene el ataque del equipo. Aunque el Castilla sigue dependiendo excesivamente de las bandas, con un delantero en punta el juego consigue pasar por el centro del campo, ampliando las oportunidades de ataque.

Y oportunidades fueron las que le sobraron al Castilla, tanto en la primera parte -incontables las ocasiones de Morata, un tiro desde fuera del área de Álex que atajó el portero, Juanfran entrando desde la banda- como en la segunda -a destacar esa oportunidad de Denis, en el último minuto del tiempo reglamentario, al palo-. [pullquote]Hoy fue uno de esos días en los que el planteamiento es bueno, las actuaciones meritorias pero el resultado y la suerte no acompañan.[/pullquote] Hoy fue uno de esos días en los que el planteamiento es bueno, las actuaciones meritorias pero el resultado y la suerte no acompañan. Aunque para suerte, los dos larguerazos del Murcia casi al final de la primera parte, que envalentonarían al Murcia en una segunda parte en la que salieron lanzados para ir progresivamente retrasando su posición, protegiendo el resultado pero con rapidísimos contrataques que pudieron poner en un brete al Castilla.

Finalizado el partido con un reparto de puntos y una jornada más sin ganar, cabe plantearse qué es necesario cambiar. No cabe duda que Nacho y Morata aportan al equipo una estabilidad y un salto de calidad muy necesarios para sobrevivir en la durísima Liga Adelante, pero hace falta buscar soluciones estables. Se impone la titularidad de Derik -hasta el momento, el central más solvente del Castilla-, se impone la necesidad de un 9 -por ejemplo, Raúl de Tomás, que ha demostrado tener gol y garra-, se impone tomar una decisión definitiva en lo que respecta al lateral -si otorgar definitivamente a Juanfran el papel de Fabinho o seguir intentando inculcar al brasileño nociones básicas sobre defensa-.

[pullquote]Por encima de todo se imponen dos cosas: recuperar el gol y recuperar a Jesé.[/pullquote] Pero por encima de todo se imponen dos cosas: recuperar el gol y recuperar a Jesé. Y ambos pueden parecer relacionados, puesto que el gradual declive de Jesé ha supuesto también la zambullida del Castilla en la clasificación. Hasta no hace poco, el filial era el máximo goleador, pero ya son varios los partidos en los que el equipo muestra serias trabas en el ataque y la finalización. Y aunque parte de esto puede venir por causas externas -ausencias de Denis, el más activo en ataque; uso de un falso nueve como Borja o Plano; retrasar la posición de Mosquera en la búsqueda de mayor solidez atrás-, lo que es obvio es que al Castilla le falta el gol desde que le falta a su máximo goleador. La tarea número uno de Toril es ahora mismo recuperar al Jesé de inicio de temporada, con el descaro y la llegada de esas primeras semanas, en lugar de dejarle languidecer en una banda en la que, por más empeño que le pone, apenas logra hilar las jugadas ni ser visto por sus compañeros.

A pesar de todo esto, las sensaciones son positivas. Se ha conseguido mantener el marcador a cero en un estadio complicado, conseguido un punto y solucionado algunos de estos problemas. A la espera de ver si será posible contar en más ocasiones con Nacho y Morata como alivio a la mala situación de resultados, la consolidación del Castilla en Segunda División ha dado un pequeño paso hoy.

El mejor: Morata. El más activo del equipo, lo intentó hasta el final y sólo le faltó el gol para redondear una de sus actuaciones más completas.

El peor: Jesé. Poco participativo en la primera parte, se fue difuminando a lo largo de la segunda hasta acabar desaparecido en la banda y con apenas relevancia real para el equipo.

Imágenes: Laverdad.es

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Real Madrid Castilla y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s