Cinco fallos del Castilla de Segunda (y cinco razones para la esperanza).

Estamos a principios de octubre y el Real Madrid Castilla se mantiene en la media tabla de la Segunda División tras una racha inicial que alterna estrictamente victorias con derrotas. Muchas han sido las sorpresas que nos ha deparado este inicio de temporada; ahora es cuando el trabajo hecho durante el verano da sus frutos, cuando los fichajes demuestran o no su valía y se pone en tela de juicio las subidas de las categorías inferiores.

He creído conveniente hacer una recopilación de los que, a mi juicio, son los cinco errores de planificación que nos están lastrando en este inicio de curso. No incluyo los males endémicos inherentes al equipo -el balón parado-, ni los momentos puntuales de forma de ciertos jugadores -como pueden ser Álex, Mosquera, o incluso Jesús en el inicio de temporada- que, no me cabe la menor duda, se acabarán superando. Tampoco menciono la ausencia de un segundo central de garantías para acompañar a Nacho por entender que desde el club se pensó que ese puesto se cubría ampliamente con Iván y Mateos, jugadores que están rindiendo a un nivel muy inferior al esperado.

 

1. La subida irresponsable de ciertos jugadores.

¿Era necesario subir al Castilla, sin previo paso por el Real Madrid C, a un Raúl De Tomás que apenas iba a tener minutos en Segunda División? ¿Era necesario hacer lo mismo con Cristian Benavente, jugador que además ocupa una posición donde hay un excedente de compañeros con igual calidad y más preparación? Desde el club, por razones que oficialmente no sabemos -y extraoficialmente intuimos- pensaron que sí. Las consecuencias de esa decisión podemos verlas hoy en día: Benavente y De Tomás son jugadores oficiosos del Juvenil A.

Sobre el papel, en verano todo parecía más o menos claro: Álvaro Morata alternando Castilla con primer equipo, Rubén Sobrino delantero centro del Castilla, Raúl De Tomás fogueándose en el Real Madrid C. Por alguna razón que desconocemos, a inicios de temporada este planteamiento y cambió, y el Real Madrid Castilla se encontró, virtualmente, sin delantero puro.

De Tomás es bueno, pero no ha mostrado trazas, de momento, de poder ser un delantero con garantías en Segunda División. Lo mismo cabría decir de Benavente. Tan sólo José Rodríguez, de los tres juveniles ascendidos, demuestra tener hechuras para la categoría. Dos subidas irresponsables cuyos resultados son, ahora mismo, que dos jugadores estén perdiendo el tiempo en un equipo que ya no les puede enseñar nada.

2. El dilema del 9.

Hilando con el tema anterior, quién nos iba a decir, hace un año, que esta temporada estaríamos clamando por tener un delantero centro de garantías cuando en 2ªB el problema era ubicar a dos goleadores como Joselu y Morata en el mismo XI.

Morata es fundamental en el actual Castilla, y no tanto por los goles sino por lo que aporta al juego colectivo. Álvaro es un jugador que fija a las defensas rivales y permite a otros como Jesé jugar más desahogados. Baja al centro del campo a recibir, permite bombear balones al área, protege la pelota de espaldas a la portería y apoya la llegada en segunda línea. Cuando no está Morata, el Castilla pierde, no sólo a su único delantero, sino a una pieza fundamental en la elaboración de juego.

El delantero más similar que podemos encontrar a Morata ahora mismo es Rubén Sobrino. Solidario, móvil, comprometido y con olfato de gol, Sobrino debería haber sido el 9 titular del Castilla pero, por alguna razón, fue degradado de nuevo al C en el que ahora ha perdido protagonismo a favor de un inspirado Burgui. Mientras tanto, cuando no está Morata, el Castilla sufre sin un atacante referencia mientras en su banquillo se alinean una asombrosa colección de mediapuntas.

3. La difícil empresa de sustituir a Carvajal.

La salida de Carvajal fue inesperada, tanto para los aficionados como para el propio club. Toril contaba con Dani para el regreso a Segunda División, y su marcha dejó muy herido a un equipo en el que era un pilar fundamental del esquema. Como solución rápida se trajo a Fabinho, lateral brasileño que, lamentablemente -de momento- no se adapta al esquema de juego de Toril. Fabinho es un jugador con vocación ofensiva, faceta en la que explota sus mejores recursos, habiendo firmado incluso un gol en uno de sus primeros partidos. Pero Fabinho no fue fichado para meter goles sino para defender, y en esa tarea sus carencias dejan descompuesta a una defensa que ya sufre en exceso.

La solución de compromiso buscada por Toril ha sido recurrir a Juanfran, quien ya se reveló la temporada pasada como un aceptable sustituto de Carvajal. Juanfran es más comprometido que Fabinho y tiene más interiorizado el sistema; aún así, sigue siendo un extremo reconvertido que en los partidos más exigentes dista de ser completamente satisfactorio para los aficionados del Castilla.

4. La descompensación de efectivos y fichajes.

 Un año más, la política de fichajes parece más bien aleatoria y fruto de un afán por coleccionar a los mejores jugadores jóvenes de la categoría que basada en una estrategia organizada. Fabinho, como ya hemos visto, fue una necesaria e improvisada incorporación. Borja García, jugador que despuntaba en el Córdoba, ha demostrado sin lugar a dudas su calidad, convirtiéndose en uno de los jugadores preferidos por los aficionados. No dudamos de la calidad de Jota, o de Quini, pero, ¿era necesario fichar a dos jugadores cuyo puesto ya está sobradamente cubierto? El problema es aún más sangrante si recordamos que Jota se fichó después de que se supiera que Morata subía, y Sobrino se quedaba en el C. ¿No se podría haber invertido en un delantero centro puro con experiencia en la categoría? ¿Tanto se confiaba en el bisoño, aunque muy prometedor, Raúl De Tomás?

5. La falta de experiencia y de picardía.

 El Castilla, como casi cualquier filial, es un equipo inocente y honesto. La temporada pasada ya comentamos esa diferencia respecto a otros equipos más expertos de la categoría, y en Segunda División se nos hace aún más evidente.

El partido frente al Hércules fue un buen ejemplo: antes del gol de Jesé, ya adentrados en los minutos de descuento, cuando el 2-3 peligraba, ninguno de los jugadores del Real Madrid Castilla sufrió uno de esos calambres y desmayos misteriosos que caracterizan a los equipos con más oficio. Los jugadores del equipo alicantino, además de encimar constantemente a Morata -continuo objeto de faltas durante todo el partido- provocaron en reiteradas ocasiones a Jesé, como en otras ocasiones se provoca a jugadores tan propicios a recibir tarjetas como Álex.

Pequeños ardides que el Castilla no utiliza nunca, ni tiene que utilizar. Pero sí deberíamos aprender a dormir el partido cuando necesitamos dejar que corra el tiempo, a realizar pases insulsos entre defensas cuando sea necesario y a no ser tan rematadamente bisoños.

Pero no todo son malas noticias en el mundo castillista. Y frente a estos problemas han surgido otros jugadores, otras reacciones inesperadas que nos dan un firme testimonio de la capacidad de adaptación del Real Madrid Castilla:

 

1. La eclosión de Jorge Casado. Tapado para la prensa por el coloso que jugaba en la otra banda, Casado siempre ha sido un jugador imprescindible para el aficionado. Su inicio de temporada, sin embargo, ha sido sencillamente espectacular. Inamovible en defensa, incisivo en ataque, goleador de falta, Casado ha sido el jugador más regular en estos dos meses de competición y éste, sin duda, será el año en el que el gran público descubra a un lateral izquierdo que lleva mucho tiempo mereciendo más protagonismo.

2. El pichichi Jesé Rodríguez. No está siendo su mejor inicio y, a pesar de esto, Jesé se ha colocado como pichichi de Segunda junto con el jugador del Sabadell, Aníbal. A Jesé le está costando la adaptación a Segunda como le costó la adaptación de Juvenil a 2ªB; a veces peca de individualista y otras no aporta al juego tanto como se esperaría de él. Sin embargo, su calidad es tan enorme que aún así es el estilete atacante del equipo, y su máximo realizador. Sólo podemos aventurar de lo que puede ser capaz Jesé cuando alcance su mayor nivel.

 

3. Las buenas sensaciones de Borja García. Borja es sin duda el fichaje más sobresaliente, que ha justificado con grandes actuaciones la expectación levantada en torno a su incorporación. A pesar de que sus últimos partidos han sido discretos, este magnífico jugador -que además cuenta con experiencia en la categoría, algo que en sus primeros partidos se notó y mucho- está llamado a ser uno de los importantes en el Castilla de Segunda.

4. Una promesa llamada José Rodríguez. Subido directamente desde el Juvenil A -donde apenas ha estado unos meses- José no ha podido tener todo el protagonismo deseado por el aficionado pero ha dejado muy buenas sensaciones en algunas de sus apariciones. A pesar de su falta de experiencia -quizá debería haber hecho la mili con el C antes de lanzarlo a las fauces de la categoría de plata- este centrocampista aporta savia nueva al centro del campo del equipo y esperamos que tenga más minutos a medida que avance la temporada.

5. Y, pese a todo, sigue siendo el Castilla. Porque, pese a las bajas, pese a la falta de delantero, pese a los fallos… Sigue siendo nuestro Castilla aguerrido y peleón, el Castilla que jamás se rinde y que es capaz de remontar dos goles para acabar ganando por cuatro. Es el Castilla de la épica y la casta, de los goles en el último minuto. El que lleva tantos años haciéndonos sentir orgullosos, y que sin duda alguna nos va a dar alegrías, muchas, en esta nueva temporada.

Imágenes: Realmadrid.com, Zonahercules.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s