Real Madrid Castilla 1 – 2 Ponferradina || La importancia del conjunto

El Real Madrid Castilla volvía a casa tras una importante victoria in extremis en Guadalajara, pero ni las familiares formas del Di Stéfano –cubiertas por la constante cortina de agua- ayudaron a evitar que los tres puntos se escaparan. Otro partido que empieza de cara, y otro partido que el rival acaba remontando, aprovechando el bajón de los nuestros en las segundas partes.

Y es que todo parecía ir bien al principio. Toril introdujo un par de cambios en el esquema habitual –Borja por la derecha, Jesé más en punta con Óscar Plano ocupando el hueco-, pero el equipo respondió y el gol de Borja en el 16’ auguraba la posibilidad de encarrilar una victoria más en casa. No estábamos viendo al gran Castilla del juego fulgurante y fluido –complicado, por otra parte, con un campo tan rápido e impreciso-, pero el equipo se mostraba efectivo y no tuvo demasiados problemas para hacerse con el dominio del encuentro. Los blancos acabaron por anular a La Ponferradina,  que optó por la opción conservadora de cerrar filas y casi no les puso en aprietos.

Pero, poco a poco, ese empuje inicial empezó a diluirse. Un despiste en la defensa. Un balón perdido en el centro del campo, demasiado cerca de la sala de máquinas. El atacante que espera quieto el pase, en vez de correr hacia él. Pequeños gestos, pequeños errores, que se fueron sumando e hicieron que el rival se desperezase ante la posibilidad de hacer pie entre el aguacero.

Para cuando el árbitro pitó el descanso, el comienzo del bajón del Castilla era una realidad ineludible. Algo que no desapareció con la reanudación y que la Ponferradina no pasó por alto.

Así, el equipo visitante mostró nuevos bríos y saltó al campo en busca del empate. Éste llegaría finalmente en el 59’: en una jugada en el área que la defensa castillista no logró despejar, el delantero rival Yuri consiguió rematar sin oposición directa ante la portería de Jesús.

A partir de ahí, el partido se hizo cuesta arriba para los blancos. Con una Ponferradina más audaz enfrente -adelantando líneas, presionando y cerrando líneas de pase-, el Castilla terminó por romper lo que quedaba del bloque y perdió el rumbo. Desmenuzado el equipo en jugadores individuales se perdió la conexión que antes flaqueaba, la movilidad que empezaba a desaparecer y la imprecisión se convirtió en la norma.

Demasiados balones perdidos en zona caliente, demasiadas recuperaciones in extremis que acababan volviendo a los pies del rival, demasiados balones en largo para huir de la presión cada vez más sofocante de la Ponferradina. El Castilla se deshilachaba por los bordes, y aunque las ocasiones aún llegaban de cuando en cuando, no daba verdadera sensación de peligro.

Lejos de ser una situación propicia para buscar la propia remontada, la –mala- suerte aún le tenía una guardada a los nuestros. Apurando los últimos minutos de descuento, el balón parado volvió a hacer acto de presencia en una jugada desafortunada que acabó con Iván González rematando un córner a la red del Castilla.

Empezar ganando y acabar sin sumar: no hay necesidad de dramas, pero tampoco debería convertirse en costumbre.

Como ya ocurriera ante el Sabadell, el primer filial volvía a ver cómo se le escurría la victoria entre los dedos, tras haber comenzado llevando la batuta y por delante en el marcador. La pregunta que todos nos hacemos ahora –y que va camino de convertirse en un clásico de la literatura madridista- es: ¿por qué?

¿Cuestión del factor físico? No es nada nuevo que la Liga Adelante es un mundo distinto de la Segunda B, mucho más exigente y competitiva, ni que el Castilla es un equipo joven –física y mentalmente- comparado con otros de la categoría. No sería raro que algunos jugadores acusaran poca preparación previa o falta de forma, llegando fundidos a las segundas partes -con el consecuente bajón de rendimiento-.

Pero sin dejar de considerar lo anterior como una posibilidad o parte del problema, personalmente diría que es más una cuestión de mentalidad. Y es que, a pesar de que últimamente ha habido muchos señalados como “culpables” a cada tropiezo del Castilla, el equipo se deshace precisamente cuando empieza a dejar de funcionar como tal. Cuando se convierte en un puñado de futbolistas que visten la misma camiseta, pero que acusan la falta de cohesión que da el conjunto y se convierten en islas (casi) incomunicadas entre sí.

A pesar de los altibajos generales de la defensa, Casado sigue a un nivel excelente. El más regular del equipo en lo que llevamos de temporada.

La defensa comete errores de bulto de los que no estamos acostumbrados a ver. El centro del campo hace aguas ante la presión, pierde las conexiones con la defensa, el ataque y entre sí, cediendo el control de una zona vital al rival. Los delanteros hacen la guerra por su cuenta, no acompañan las transiciones del bloque o esperan el pase en vez de atacar el desmarque, haciendo que sea más fácil para el rival interceptar esos balones.

El quid de la cuestión está en que, aunque todo eso suene muy mal y muy terrible, es todo consecuencia de falta de comunicación, precisión, y trabajar como unidad. De mantener la concentración y tensión del grupo, la argamasa que une todas esas piezas para conseguir que la maquinaria funcione. Y eso es algo que sabemos que pueden hacer precisamente porque ya lo han hecho muchas veces, aún siguen haciéndolo en algunas de esas primeras partes en las que el equipo marcha avanti a toda vela y todo parece de cara.

Porque los problemas siguen ahí, pero con trabajo todo se arregla. Es cuestión de buscar soluciones, confiar y remar todos en la misma dirección.

La unión hace la fuerza. Y aquí hay talento y ganas para rato.

Imágenes: realmadrid.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Real Madrid Castilla y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s