Resumen semanal de la cantera

Asegurado el primer puesto en nuestra expedición al Tartiere, el Castilla volvía al Di Stéfano para brindar un triunfo a su afición, dedicarle el título y empezar a limar defectos de camino al playoff. Bajo la lluvia –sin noticias de los socios que el otro día pusieron una reclamación al ver ocupados sus asientos- pero en un extraordinario ambiente propiciado por los aficionados que acudieron a animar –que no a insultar-, el Castilla saltó al campo sin algunos de sus titulares, confiado ante un Marino de Luanco netamente inferior al conjunto madridista.

Isaac, Lucas, Denis y Ríos fueron las novedades en el XI inicial. Merecidas titularidades, sobre todo en el caso del habitual portero suplente que, sin embargo, siempre ha respondido cuando le ha tocado defender la portería del filial. Esta vez no fue la excepción.

El partido comenzó con un Marino bien plantado, y un Castilla que empezó a dominar y a hacer circular el balón con calma, sabiendo que no se jugaban nada y que las ocasiones acabarían llegando. Así fue. Tuvo que ser Lucas, quizá el mejor jugador del partido, quien acabaría quebrando a la defensa del Marino –literalmente- para hacer subir el primer tanto en el marcador. A partir de ese instante el Marino empezaría a hacer aguas, y su defensa a mostrar una endeblez preocupante. Permanentemente superados –apenas olieron el balón-, los asturianos verían, a los pocos minutos, como un espléndido remate de Joselu de cabeza –asistido por un no menos espléndido José Antonio Ríos- colocaba el 2-0 en el marcador. Antes de que el árbitro indicara el final de la primera parte, tanto Denis como el propio Joselu tuvieron oportunidades para aumentar la renta, ante un Marino sencillamente noqueado.

Tras el descanso, el Marino saltó al césped con la aparente intención de lograr la remontada. Esfuerzo efímero que acabó cuando el Castilla volvió a arrebatarle el balón, propiciándose quizá los mejores momentos de juego castillista. Tras una generosa asistencia de Joselu, Jesé parecía sentenciar el encuentro con el tercer gol. Los cambios no tardaron en llegar: Mosquera –que no jugará el siguiente partido, al igual que Carvajal y Jesé- por Omar, y Joselu por Morata. El cambio del canario se reveló intrascendente; Álvaro aportó intensidad, que se fue transformando en una perjudicial ansia por lograr el cuarto gol. Todos sus disparos se estrellaron en el portero o acabaron fuera, y fue perdiendo confianza en sí mismo a medida que transcurrían los minutos.

El partido no tenía más historia, y en esas circunstancias se animó el Marino, sobre todo cuando Dani Carvajal metió un gol en propia puerta –algo inaudito en un defensa de su clase, que debe de ser tomado por una anécdota en un encuentro intrascendente-. El Castilla tuvo varias oportunidades de poner el cuarto en el marcador –sobre todo por parte de Morata y Cheryshev- pero cada disparo parecía predestinado a marcharse por alto o estrellarse en el portero asturiano.

Al final fue el Marino el que acortó la distancia, gracias  la enésima barbaridad arbitral vista en el Alfredo Di Stéfano. Una cesión inverosímil, y un Castilla literalmente metido en la portería que no puede evitar el segundo de los visitantes. Resultado que maquilla un partido donde el conjunto madridista fue el único en encadenar más de dos pases sobre el césped.

Finiquitando con el análisis de un partido del que no hay mucho más que hablar, nos queda atender a las debilidades que el endeble rival asturiano ha sido capaz de desnudar. Una de las conclusiones obvias es que necesitamos recuperar al mejor Álvaro Morata para poder afrontar con confianza el asalto a la Segunda División. Los números de nuestra delantera, no nos engañemos, son pobres. Joselu está en un innegable estado de gracia, pero no nos podemos fiar de un solo delantero cuando nos toque ganar un partido a vida o muerte. La barrera de Morata me parece más mental que física: se impone que Toril lo recupere para la causa, haciendo reaparecer al Morata confiado y descarado que fue el máximo goleador del equipo el año pasado.

Con respecto al resto de equipos destacar el empate a 0 del Real Madrid C con el tercer clasificado, el Carabanchel, lo que les permite mantenerse en segundo puesto. Además, la derrota del Fuenlabrada les permite aún la posibilidad de alcanzar el liderato, que queda a 7 puntos. El resto de equipos ha jugado diversos torneos de los que podeis ver los resultados a continuación:

Además como siempre actualizamos las estadísticas del Castilla

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Real Madrid Castilla y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s