Las promesas de La Fábrica

[Artículo publicado originalmente en la revista on-line RealEsparta #7]

Tras haber caracterizado a los principales equipos de la cantera, hoy toca hablar de lo principal, del producto base. De esos nombres que cada poco aparecen en periódicos cuyos redactores jamás los han visto jugar. Los futbolistas.

Quizá a algunos os sorprenda que el grueso de la lista de jóvenes prometedores de nuestra cantera lo compongan chicos nacidos en Madrid. Es un contraste curioso, sobre todo cuando lo comparamos con canteras tan variopintas con la del FC Barcelona. Evidentemente, tiene su explicación: Florentino desmanteló la red de ojeadores montada por Calderón, y la limitó prácticamente a las fronteras de la Comunidad de Madrid -salvando cierta labor realizada en las Islas Canarias y Cataluña-. La labor de scouting madridista en esta zona se refuerza con los acuerdos de colaboración con clubes como el Boadilla (origen de Juan Carlos y Sarabia) o la reciente escuela Los Piratas de Esteban Granero.

Desgraciadamente, reforzar la criba en el fútbol base madrileño ha supuesto descuidar al resto de España –y del mundo-. La ausencia de una residencia para la cantera limita enormemente nuestra capacidad para acoger jóvenes promesas y provoca una preocupación lógica a los padres que, de poder elegir, siempre acaban optando por la tranquilidad que les ofrece la Masía culé. El caso de Iniesta es el primero que se nos viene a la mente, y el más sangrante, pero sin duda no es el único. ¿Cuántos futbolistas con futuro se negaron a fichar por el Madrid al ofrecerles, en el mejor de los casos, un piso tutelado?

A pesar de esto, nos encontramos ante una de las etapas más prolíficas en cuanto a calidad. A continuación os presentamos una lista de algunos de los jugadores que, creemos, destacan en La Fábrica actual. Es una selección difícil de hacer, sobre todo en el caso de los más pequeños; en cuanto a los mayores, si bien no todos tienen calidad para jugar en el Real Madrid, estamos seguras de que la mayoría de ellos competirán holgadamente en Primera.

Infantil B

Daniel Merino. Portero. Leganés (Madrid), 1999. Ingresó en el 2010. Pudimos verle jugar este año en el Torneo de Arona, y nos sorprendió por su envergadura, sus reflejos y la seguridad que aporta al equipo.


Nicusor. Mediapunta. Rumanía, 1999. Ingresó en el 2010. Otro de los descubrimientos del Torneo de Arona de este año, firmando algún partido de sobresaliente.

Gorka Fidalgo. Interior derecho. Madrid, 1999. Ingresó en el 2011. Uno de los pilares del equipo en Arona, nos sorprendió por su velocidad e implicación.

Infantil A

Luca Fernández. Portero. Marsella, 1998. Ingresó en 2004. Uno de los tres hijos que Zidane tiene en la cantera madridista, Luca es un portero muy seguro, muy ágil y sobresaliente en el juego aéreo.

Alejandro Sotillos, Soti. Defensa central. Madrid, 1998. Ingresó en 2006. Soti es uno de los peques con más proyección y nombre dentro de La Fábrica. Un defensa que combina implicación con inteligencia y lucha, uno de esos jugadores que suda y honra la camiseta desde bien joven.

Cadete B

Jesús Cedenilla. Lateral izquierdo. Talavera de la Reina (Toledo), 1998. Ingresó en 2006. Hablar de Cedenilla es hablar, quizá, de la mayor joven promesa, del jugador que nos deslumbró hace un par de años en el torneo de Fútbol 7 y que recibió el trofeo de MVP mientras lamentaba, entre lágrimas, la derrota de su equipo en la final. Cedenilla es un jugador cuyo talento y físico le permiten progresar de forma acelerada. Su velocidad y regates en la banda le ganaron un nombre entre la afición. Si sigue creciendo a este ritmo, puede ser un gran jugador.

Cadete A

Gonzalo Merchán. Delantero. Madrid, 1996. Ingresó en 2005. Otro componente de la saga de los Merchán (su hermano Víctor juega en el Castilla, y su primo Diego en el Juvenil C) y probablemente el que más ilusiona de los tres. Gonzalo es el capitán del Cadete A y destaca, no sólo por sus goles, sino por su golpeo a balón parado.

Aleix Febas. Mediocentro. Lleida, 1996. Ingresó en el 2009. Mediocentro de gran calidad y mucha creatividad, gran asistente.

Otros jugadores interesantes: Jack Harper y Dorian Babunski (delanteros), Juanjo Manresa (lateral izquierdo) , Francisco Montávez y Torralbo (mediocentros).

Juvenil C

Agoney González. Extremo izquierdo. Galdar (Las Palmas), 1995. Ingresó en 2011. Otra perla pescada en las Islas Canarias al estilo de Jesé: extremo, gran técnica, regate y mucho gol.

Enzo Fernández. Interior izquierdo. Burdeos (Francia), 1995. Ingresó en 2004. Obligado reseñar al otro hijo de Zidane, quien en su día acaparó bastante atención mediática. Actualmente progresa adecuadamente aunque de forma menos explosiva de lo que se esperaba, destacando por su exquisita técnica.

Otros jugadores interesantes: Fran Rodríguez Gaitán (lateral derecho).

Juvenil B

Alfonso Herrero. Portero. Toledo, 1994. Ingresó en 2003. Todas las categorías de La Fábrica tienen grandes porteros, pero Alfonso es quizá uno de los más destacados tras Fernando Pacheco. Con menos envergadura de lo que solemos ver entre nuestros porteros, es un portero que destaca por ser muy completo y notable en todos los aspectos.

Otros jugadores interesantes: Marcos Legaz y Pol Roige (delanteros).

Juvenil A

José Rodríguez. Mediocentro. Villajoyosa (Alicante), 1994. Ingresó en 2009. Empezó la temporada con el Juvenil B, pero ascendió al Juvenil A para reforzarlo. José es un jugador de gran calidad –y uno de los que ha sonado en el mercado como tanteado por los grandes clubes, al igual que el lamentablemente ya jugador del City José Ángel Pozo- y un mediocentro que en un par de años ya debería comandar la medular del Di Stéfano. Destaca por su  capacidad ofensiva, su sacrificio y su visión de juego.

Iván Sáez. Defensa central. Tarancón (Cuenca), 1995. Ingresó en 2010. El central con más proyección, con una madurez y una autoridad tremenda que le hicieron jugar la Copa Campeones con el Juvenil A cuando aún tenía edad de cadete. Si continúa así, no es descabellado pensar en verle, la temporada que viene, como central titular del Castilla.

Fran Pastor. Interior derecho. Alcalá de Henares (Madrid), 1994. Ingresó en 2003. Es un jugador rápido y desequilibrante del que sin embargo, yo personalmente destacaría por su capacidad de trabajo, que me ha impresionado siempre que le he visto jugar. Un futbolista que quizá no parezca brillante, pero que es el tipo de jugador que siempre aporta al equipo.

Raúl De Tomás. Delantero. Madrid, 1994. Ingresó en 2004. Está siendo la última sensación del Juvenil A, con una eclosión que le ha hecho firmar auténticos golazos y que ha ayudado a la mejoría del equipo. Como premio, recientemente fue convocado por la selección española sub19.

Cristian Benavente. Mediocentro. Alcalá de Henares, 1994. Ingresó en 2002. Junto a José Rodríguez, fue ascendido del Juvenil B al A ya iniciada la temporada para reforzar al equipo. Este hispano-peruano puede jugar en el centro o por las bandas, tiene un buen golpeo a balón parado y está ayudando muchísimo a su nuevo equipo.

Real Madrid C

Fernando Pacheco. Portero. Badajoz, 1992. Ingresó en 2006. Olvidaos de estériles debates entre Mejías o Jesús Fernández; él es el mejor portero de la cantera. No sólo es un jugador sobresaliente, sino que destaca en un aspecto que no suele ser el punto fuerte de los guardametas de La Fábrica: el juego de pies, que domina a la perfección al haber jugado de delantero antes que de portero. Ha debutado con el primer equipo –algo inédito tratándose de un jugador del C- y en los dos últimos años formó parte de la plantilla del División de Honor, proclamándose dos veces campeón de Liga, y una vez ganador de la Copa Campeones. Por edad y por calidad, para nosotras es el gran candidato a sustituir algún día a Iker Casillas en la portería del Real Madrid. Sin lugar a dudas, quedaría inmejorablemente cubierta.

Derik Osede. Defensa central. Madrid, 1993. Ingresó en 2002. Derik es el otro gran central de La Fábrica junto con Iván Sáez, con el que llegamos a verle formar pareja el año pasado en el Juvenil A. Destaca por su velocidad y su seguridad. Lamentablemente, también es un jugador enormemente lastrado por las lesiones.

Javier García-Noblejas. Lateral izquierdo. Madrid, 1993. Ingresó en 2002. Si Dani Carvajal es el paradigma de lateral derecho de nuestra cantera, García-Noblejas es su homólogo en el lado izquierdo. Siendo juvenil, Toril ya le llamó en un par de ocasiones para cubrir la baja de Casado en el Castilla. En su primer partido ya dio una asistencia de gol y encandiló al público con su exquisita técnica. Esta temporada juega en el C, pero se le espera en el Alfredo Di Stéfano el año que viene. Le augura un futuro sencillamente brillante.

Sergio Aguza. Mediocentro. Sant Boi (Barcelona), 1992. Ingresó en 2008. Un mediocentro enorme, muy ofensivo, con llegada y mucho gol. Es otro de los jugadores a los que esperamos ver en el Castilla, equipo donde quizá habría tenido sitio esta temporada, quizá para suplir el hueco dejado por Sarabia y que nadie ha logrado aún rellenar.

José Andrés Rodríguez Gaitán, Andy. Mediocentro. Granada, 1990. Ingresó en 2006. El capitán del Real Madrid C es el tipo de jugador que hemos echado en el falta en el Castilla. Un mediocentro que dirige el juego con pausa y con inteligencia, un futbolista que interpreta partidos y que comanda al equipo desde la medular. Se dice que tiene ofertas de equipos de categoría superior, y no nos extrañaría. El Real Madrid debería hacer un esfuerzo por mantenerle, ya que sería un jugador imprescindible si el primer filial sube a Segunda.

José María Barril. Extremo derecho. Madrid, 1992. Ingresó en 2000. Barril es un extremo diestro con gran velocidad y que ya nos encantó el año pasado en la Copa Campeones. Este año no está teniendo todo el protagonismo que debería, pero por calidad debe ser un jugador importante en el futuro.

Rubén Belima. Extremo izquierdo. Madrid, 1992. Ingresó en 2010. Belima es un atacante que destaca por su rapidez y potencia, además de por sus vistosos regates.

Rubén Sobrino. Delantero. Daimiel (Ciudad Real), 1992. Ingresó en 2008. Sobrino es un delantero que nos encanta y que, si no milita este año en el primer filial, es por haber tenido la mala suerte de tener delante a dos colosos como Morata y Joselu. Tiene todas las virtudes de un gran delantero  (destaca su gran técnica, su regate y su inteligencia) pero además es solidario, trabajador y nunca elude la responsabilidad de presionar o defender.

Otros jugadores a destacar de esta categoría son: Rubén Molero, un central muy serio y solvente; Mohamed Kamal, mediocentro creador de juego que sin embargo no parece ser del gusto del entrenador del C; y el incombustible Fran Sol, uno de los delanteros más carismáticos de la cantera, tenaz y muy trabajador.

Real Madrid Castilla

Llegamos por fin al primer filial, y seleccionar se hace más difícil que nunca. Casi el 90% de los futbolistas del Castilla son realmente buenos y tienen un gran futuro en el fútbol profesional. Por eso, hemos decidido realizar una pequeña subdivisión en este grupo, intentando atenernos a un criterio lo más realista posible.

Hablaremos primero de los jugadores a los que vemos con calidad suficiente para aspirar a llegar al primer equipo del Real Madrid, bien de forma directa, bien de modo cesión/venta con posterior repesca. De los 23 jugadores, la lista queda sensiblemente reducida a cuatro nombres bien conocidos.

Daniel Carvajal. Lateral derecho. Leganés (Madrid), 1992. Ingresó en 2002. Es el candidato más claro y firme para cualquiera que vea habitualmente al Castilla. Inteligencia, físico, concentración, defiende de forma perfecta y ataca con incuestionable criterio. Portentosas sus cabalgadas por la banda, inmune al cansancio y siempre comprometido. Carvajal ya es un lateral de Primera que pide a gritos una convocatoria con el primer equipo.

Jesé Rodríguez. Extremo/mediapunta/delantero. Las Palmas de Gran Canaria, 1993. Ingresó en 2007. Jesé es el segundo gran nombre. Calidad pura, talento a raudales y un inaudito descaro. El típico jugador canario que ya es una de las figuras del Castilla en su primer año con el equipo. Toril le utiliza en banda, de delantero y hasta ha llegado a situarle como mediapunta, posiciones todas en las que Jesé se desenvuelve con soltura, aunque sin duda su versión más explosiva y vistosa es la que arranca desde la banda. Esta temporada, además, le hemos visto más solidario y disciplinado que nunca, dando un paso más en su camino a convertirse en un jugador de élite.

Álvaro Morata. Delantero. Madrid, 1992. Ingresó en 2008. Todo se ha dicho ya de un jugador lastrado por la atención mediática recibida el invierno pasado, un futbolista que parece tener los ojos de todo el madridismo en la nuca cuando juega. Apodado por algunos “el nuevo Morientes”, lo cierto es que Morata se parece mucho al mítico goleador de la Octava. Es un delantero completísimo del que destaca su capacidad para sacrificarse por el equipo, siendo relegado a la banda izquierda, posición donde actúa normalmente en el Castilla. Pichichi del Europeo sub19, Morata es un delantero para el futuro.

Álex Fernández. Mediocentro. Madrid, 1992. Ingresó en 2005. Álex es el típico organizador, con gran recorrido y despliegue físico, y con mucha llegada cuando actúa dentro de un doble pivote. Su inteligencia y su disparo desde media distancia le hacen destacar. Es el jugador invisible al que nadie ve pero todos echamos de menos cuando no está. Con gran carácter y temperamento, su desparpajo y calidad le puede hacer desenvolverse bien en categorías más grandes.

A estos nombres tenemos que sumar los siguientes, como claros candidatos a jugar próximamente en Primera:

Nacho Fernández. Defensa central. Madrid, 1990. Ingresó en 2001. El káiser del Castilla es un defensor inteligente, un comodín que jamás pierde la concentración y dirige la zaga con efectividad. En nuestra opinión, no le falta calidad para ser un buen suplente en el Real Madrid, pero su estatura parece jugar en contra.

Tomás Mejías. Portero. Madrid, 1989. Ingresó en 2001. Un par de malos partidos han hecho surgir muchas críticas a un portero que en más de una ocasión ha salvado al Castilla con sus enormes reflejos. Mejías es un buen guardameta, pero la lesión en el hombro sufrida la temporada pasada le hace jugar con cierta inseguridad.

Jesús Fernández. Portero. Madrid, 1988. Ingresó en 2010. Jesús, el otro portero del Castilla, fue titular durante gran parte de la temporada pasada. Es un guardameta completo, quizá con menso reflejos que Mejías, pero que sin embargo transmite mucha más seguridad.

Pedro Mendes. Defensa central. Suiza, 1990. Ingresó en 2011. Fichado este año, Mendes es un central con unas cualidades muy buenas que ha conseguido ganarse un puesto en la defensa castillista tras ser lastrado por las tarjetas y las expulsiones. Su principal defecto es la carencia de rigor táctico y algunos fallos de concentración.

Jorge Casado. Lateral izquierdo. Madrid, 1989. Ingresó en 2010. Un lateral que en lo personal nos encanta, aunque creemos que lo tendrá muy difícil para tener una oportunidad en el primer equipo. Jorge Casado es una pieza fundamental en el esquema de Toril. Defiende bien y ataca con efectividad, firmando varios goles, algunos de ellos de gran importancia como el marcado ante el Lugo. Además, es un gran especialista a balón parado. Triunfará en Primera sin lugar a dudas.

Juanfran Moreno. Extremo derecho. Madrid, 1988. Ingresó en 2009. A punto estuvo de irse este verano al Espanyol (la venta se frustró ante la mala situación económica del club periquito) y su temporada ha demostrado por qué. Juanfran es un jugador tremendamente vertical, muy maduro y goleador. Si pule su principal defecto –acaparar demasiado el balón- puede ser un gran futbolista.

Denis Cheryshev. Extremo izquierdo. Rusia, 1990. Ingresó en 2002. Estoy segura de que no hay un solo seguidor del Castilla al que no le encantaría ver a Denis triunfar. El hispano-ruso es un jugador que se gana el cariño del aficionado con su implicación y su coraje, pero ha tenido la mala suerte de toparse, en su puesto, con futbolistas de más calidad que él. Es un trabajador nato y esta temporada está dando lo mejor de sí con el Castilla.

José Luis Mato, Joselu. Delantero. Alemania, 1990. Ingresó en 2010. Joselu es el máximo goleador del Castilla, y un delantero con gran olfato de gol y un repertorio de disparos inapelables que, sin embargo, es perjudicado por su excesivo estatismo y cierta indolencia a la hora de presionar y bajar. Si mejora en esos aspectos, podría ser un buen goleador en la máxima categoría.

Además de estos nombres, hay jugadores como Omar, Lucas u Óscar Plano que por diversas circunstancias aún no han podido terminar de demostrar la calidad que innegablemente atesoran.

Estos son, para nosotras, los futbolistas que más prometen dentro de nuestra cantera. Podemos equivocarnos, puede surgir un nombre del que no hayamos hablado, o alguno de los más prometedores puede truncar su carrera por diversas circunstancias. Pero nos atrevemos a pronosticar que al menos un par de estos jugadores tienen que llegar. Y que algún día les veremos triunfar –en nuestro equipo o en otro- mientras les recordamos dando sus primeros pasos sobre la alfombra del estadio Alfredo Di Stéfano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las promesas de La Fábrica

  1. yahcin dijo:

    Bueno . soy yahcin de (Galdar) las palmas . quiero decir que agonay de las palmas . merece jugar en este gran equipo . muchas suerte ago .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s